Seguidores

sábado, 3 de diciembre de 2011

Autores de cerca - Amber Lake


AMBER LAKE: autora de Atrapada en el engaño y El escolta



Para empezar a conocernos, ¿Quién es Amber Lake? 

Amber Lake es el seudónimo que empleo en mis publicaciones del género romántico, aunque también he publicado con mi verdadero nombre, Fuensanta Vidal.
Estoy casada, tengo tres hijos, varias mascotas y trabajo en el Servicio de Documentación de la universidad. Nací y viví en un pequeño pueblo de la costa murciana hasta que hace unos veinticinco años me trasladé a Cartagena, una pequeña y preciosa ciudad en la que me siento muy feliz.
Me gusta sobre todo estar con mi familia, viajar con mi marido, conversar con los amigos, navegar por mi querido Mar Menor, leer… Me apasiona la escritura y también la literatura romántica, por lo que me considero afortunada de poder conjugar ambas cosas.
Mis primeras obras publicadas fueron relatos cortos en libros colectivos. La primera novela, Estrategias del destino, la publiqué en 2008 con la editorial argentina Vestales y fue a partir de entonces cuando comencé a ser conocida como Amber Lake. Posteriormente he publicado otras dos novelas, ambas con la editorial El Maquinista, El escolta, que salió en octubre de 2010 y Atrapada en el engaño, en febrero de 2011. También he colaborado con relatos cortos y poemas en revistas y libros colectivos, entre ellos una antología poética de autores hispanos publicada en Estados Unidos.
Os invito a visitar mi blog, http://amber-lake.blogspot.com/ , donde podréis encontrar más información sobre mis obras.

¿Cuándo empezaste a escribir? ¿Puedes contarnos qué fue y qué te motivó a hacerlo?

Escribo desde muy joven, prácticamente desde niña, con pequeñas historias que solía contar a las amigas y que con el tiempo se fueron ampliando y convirtiéndose en proyectos de novelas o relatos extensos; y, aunque he atravesado por largos periodos en los que apenas tenía tiempo para dedicarlos a la escritura, nunca he dejado de alimentar esta vocación.
Soy una voraz lectora desde que aprendí a hacerlo y creo que esa es una de las razones que me impulsaban a escribir; y continúa siéndolo. También la curiosidad por conocer, el deseo de ampliar conocimientos, la necesidad de plantearme retos, de dar salida a las historias que imaginaba,…
¿En qué te inspiras a la hora de escribir tus novelas?

La inspiración me llega desde muy diferentes medios: lecturas, viajes, cine, televisión o simplemente con la observación del entorno. A veces, una sola frase puede dar pie a un relato o, incluso, a una novela. Con frecuencia, es el título lo que primero me viene a la mente y de ahí voy desarrollando la historia.

¿Tienes algún lugar especial para escribir? ¿Una manía?

El lugar que prefiero es mi estudio, mirando al mar que se divisa desde la ventana; pero a veces, por el poco tiempo del que dispongo, me veo obligada a hacerlo en cualquier otro lugar y procuro adaptarme. Recuerdo que buena parte de algunas de mis novelas las he escrito en el parque mientras llevaba a mis hijos o en los viajes, durante los trayectos o las esperas en aeropuertos o estaciones. Nunca desaprovecho la ocasión aunque sólo sean unos minutos. Los cuadernos, durante muchos años, y el netbook en la actualidad, son lo primero que echo en el bolso cuando salgo.
La verdad es que no tengo manías a la hora de escribir, o eso creo, tal vez porque es un lujo que no puedo permitirme debido al escaso tiempo del que dispongo. Es cierto que necesito documentarme exhaustivamente antes de ponerme a escribir, aunque yo no lo considero una manía y sí una buena costumbre que aporta calidad al texto y evita muchos errores. También es cierto que me concentro mejor cuando hay silencio a mi alrededor, pero tampoco tengo problemas en ponerme a escribir en un lugar concurrido o con una suave música de fondo.
Más que manías yo diría que, con los años, los escritores vamos adquiriendo costumbres que nos hacen más cómodo el trabajo, y eso siempre es beneficioso.

¿Cuánto tardaste en escribir Atrapada en el engaño? ¿Y El escolta? 

Atrapada en el engaño ha sido la novela que más he tardado en escribir pues se puede decir que estuve con ella casi veinte años. Fue la primera romántica que inicié y, aunque la terminé en menos de un año, fui puliéndola, actualizándola, retocándola, ampliándola,… hasta que a finales del año pasado me decidí por fin a enviarla a la editorial.
Con El escolta me ocurrió algo parecido. La acabé en unos diez meses pero luego tardé varios años en ponerle el fin definitivo.
Es una de esas costumbres que antes comentaba. Me gusta dejar en “reposo” las obras durante un largo periodo antes de revisarlas en profundidad. Se advierten mejor los errores que se han cometido y que suelen pasar desapercibidos cuando la historia se tiene demasiado fresca en la memoria.

¿Es difícil decidir el nombre de los personajes de tus obras?

Sí, me supone un cierto problema porque considero que es un factor importante. Me gusta elegir nombres que se adapten al personaje y encajen con su personalidad, aparte de que sean agradables de pronunciar, y eso no siempre resulta sencillo.

Para finalizar, ¿tienes algún nuevo proyecto en mente?

Varios, en realidad. Para el primer trimestre de 2012 saldrá una nueva novela de la que ya iré danto detalles. También tengo pendientes varias colaboraciones en proyectos colectivos que irán saliendo a lo largo del próximo año, y otra novela acabada pero en periodo de “reposo”, a falta de una última revisión. Aparte de eso, estoy trabajando en una novela ambientada en la España del siglo XVI.


Compra sus libros en: Doctortrade

No hay comentarios:

Publicar un comentario