Seguidores

viernes, 29 de octubre de 2010

Amor sobre ruedas - Prólogo


PRÓLOGO


Amaneció soleado y Bella Swan dio gracias por ello. Solo llevaba tres días en Forks y ya estaba cansada de su húmedo clima. Ese día era especial para ella, pues comenzaba un importante trabajo como fisioterapeuta del equipo paraolímpico de baloncesto de la pequeña ciudad. Desde que se graduó este era el mejor trabajo que se la había presentado. Tenía un buen sueldo y el formar parte de una plantilla deportiva le abriría muchas puertas en el futuro.
El día anterior había conocido al entrenador, Emmett Cullen, y le había caído bien. Era un tipo enorme y bonachón que se dedicó al baloncesto paraolímpico cuando su hermano perdió la movilidad de las piernas en un accidente de coche. Para él era más un hobby que un verdadero trabajo, pues su familia era de las más ricas del país, y por ello mismo ponía toda su alma en el equipo.
El cometido de Bella era sencillo, puesto que los miembros del equipo apenas necesitaban de sus servicios. Quizás alguna contractura o tirón en los músculos de los brazos, pero nada más. Su principal misión era ayudar a Edward Cullen, estrella del equipo, a recuperar la sensibilidad de las piernas. Los médicos, entre los que se incluía su padre, le habían diagnosticado una parálisis menor que con paciencia y trabajo lograría salvar. Pero para ello necesitaba alguien que se dedicara a su recuperación casi a tiempo completo. Por su casa habían pasado tres o cuatro fisioterapeutas que él había espantado sin piedad. Por eso su hermano decidió contratar al siguiente a través del equipo, para que no pudiera despedirlo a la primera de cambio. Y Bella había sido la elegida.
Emmett había explicado sus obligaciones a Bella la mañana anterior, entre las que se encontraban estar todas las tardes de lunes a viernes disponibles y tres mañanas a la semana para las sesiones con Edward, dos mañanas más para el resto del equipo y asistir a los partidos por si había algún problema. Eso la dejaba libres únicamente los domingos, pero aún así aceptado el trabajo por sus ventajas económicas y profesionales. El entrenador también la había advertido sobre el carácter de su hermano, que se había vuelto insoportable al verse atado a una silla de ruedas.
Feliz se dirigió hacia el pabellón caminando, puesto que no tenía coche. Había pensado en comprarse uno de segunda mano en cuanto que cobrara su primera paga, pero hasta entonces o cogía el coche patrulla de su padre, el sheriff del pueblo, o iba andando. Al llegar entró lentamente, familiarizándose con el lugar, y vio que el equipo estaba entrenando por lo que se sentó en las gradas a contemplarles hasta que acabaran. Había siete jugadores, además de Emmett, y no supo cuál de ellos era su paciente principal.
Pasados un par de minutos uno de los chicos reparó en su presencia y con un silbido y una frase algo grosera atrajo la atención de los demás sobre ella.
- ¿Quién es la mirona? Porque yo la dejaría que me hiciera algo más…
Bella se sonrojó de inmediato mientras los ochos hombres la miraban. Emmett se acercó al chico que había hablado y propinándole un ligero golpe en la cabeza le regañó.
- Cállate Jonshon. Es la nueva fisioterapeuta, así que un poquito de respeto. – Y dirigiéndose hacia la joven prosiguió – Lo siento Bella. Pueden ser un poquito animales. Baja y hago las presentaciones.
Bella descendió hasta la cancha algo intimidada, pero segura de sí misma. No pensaba dejar que la hicieran de menos por la única mujer en ese mundo masculino.
Tras las presentaciones Bella se extrañó que Edward Cullen no estuviera presente y Emmett lo notó.
- Mi hermano vendrá en unos minutos. Si quieres y hasta entonces puedes ir echando un vistazo al vestuario y al gimnasio. Hay una pequeña habitación al fondo para ti donde hemos instalado un par de camillas especiales. He dejado unas cuantas toallas y geles, pero compraremos todo lo que necesites. Haz una lista y mañana mismo lo tendrás aquí. ¿De acuerdo?
Bella asintió y se dirigió hacia el cuarto que la habían asignado. Era bastante amplio y como la había dicho Emmett tenía dos camillas, más un sofá y tres muebles que hacían las veces de armario. Uno de ellos contenía una veintena de toallas y otro diferentes tipos de geles y cremas que la servirían para su trabajo. Echó en falta un perchero donde colgar sus batas, el gel frío con el que terminaba las sesiones y un taburete en el que sentarse para dar los masajes. Lo escribió todo en una hoja de papel que Emmett la había entregado y se dispuso a llevárselo. Pero antes pasó por el gimnasio a ver qué máquinas poseía y cuáles la serían útiles en sus sesiones. Allí había un joven sentado en el banco de pesas, ejercitando los músculos de sus brazos.
Al mirar su esculpido cuerpo se olvidó del resto de las máquinas y tropezó con una de las pesas, haciendo bastante ruido. El joven se volvió y Bella quedó hechizada por sus ojos, del color de las esmeraldas recién pulidas. Bella nunca había visto un hombre tan guapo, parecía salido de una revista de moda y se quedó observándole con la boca abierta. El sonido de su voz la sacó de sus pensamientos haciéndola volver de golpe a la realidad.
- ¿Quién eres tú y qué demonios haces aquí?

11 comentarios:

  1. hola me gusto, espero que publiques pronto, si quieres pásate por mi blog para que me leas

    ResponderEliminar
  2. me gusta esta muy buena .... la estare esperando podre mi ed hay como lo quiero!!!

    ResponderEliminar
  3. muy buena idea tomar este tema para iniciar un fic te felicito gracias por esto

    ResponderEliminar
  4. Hayyyyy que ya lo habia leido en el concurso, pero es que ya no aguanto mas de saber que pasara con ellos dos, a ver como se forma las primeras conversaciones, los primeros momentos de ellos dos juntos, meravilloso mi reina
    como siempre con ganas de mas me marcho, pero pronto estare otra vez por aqui, me tienes enganchada, ajajjajaja
    TKM
    Irene

    ResponderEliminar
  5. Y EL PRIMER PREMIO PARA LA AMABILIDAD PERSONIFICADA ES... PARA EDWARD CULLEN!!! pero que ordinario jajaajaja.
    Pobre bella le va a dar un poco de trabajo este hombre!!
    Ojala empiecen con las cesiones personales pronto... van a ser una batalla campal!! jaajaj
    Nos leemos pronto.
    http://miangelpersonal.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Con ese recibimiento para que mas!!!
    Lau hermosa Dioos con esta introduccion me dejs locaa.... hahaha sera que a nuestra Bella le dara lata el Ed ..aaaa si me gustoooo besoos mi Lau

    ResponderEliminar
  7. Lau!!! qué ganas tenía de leer esta historia!!! Siii!!! Me encantó!!
    Un beso
    T.

    ResponderEliminar
  8. hey Lau!
    soy nueva en el blog asi que apenas comienzo a leer lo que escribes :):)

    sigo pasando por aca

    BEsos

    ResponderEliminar
  9. hayy me encanta publica pronto no quiero precionar pero esque estoy leyendo como 5 blogs 2 libros, escribiendo en mi blog y tengo en espera unos 6 blogs y quiero terminar rapido y esque no te quiero precionar pero nadie a publicado. ah y aver si pasas por mi blog a penas lo estoy comenzando y quiero opiniones de la gente tan talentosa como tu y es mas de todas jajajaja.

    ResponderEliminar
  10. wow,que caballareso
    jaja
    kiero leer
    mas
    se ve super padre
    xoxox
    SoDhaa

    ResponderEliminar