Seguidores

domingo, 20 de junio de 2010

Un año juntos


JASPER’S POV
Hace exactamente un año que entré en aquella cafetería y encontré a mi amada Alice esperándome.
Hace exactamente un año que mi vida cambio por completo dando un giro de ciento ochenta grados al encontrar un nuevo motivo para vivir, el mejor motivo que nunca habría soñado: Alice.
Ella lo es todo para mí desde ese momento.
Ahora vivimos con los Cullen, una familia de vampiros “vegetarianos” que nos han aceptado ampliamente. Claro, todo es mérito de Alice, nadie puede resistirse a ella.
Su modo de vida, sin beber sangre humana, es más difícil para mí que para los demás, pero intento sobrellevarlo por ella, por mi amada.
Alice me apoya siempre, no importa cuantas veces la pifie, ella siempre está allí.
Por eso voy a agradecerla este año juntos, por todo el amor con el que me ha llenado. Y para ello he contado con la ayuda de mi nueva familia.
Rosalie la está entreteniendo. Se han ido de compras ya que su hobby en común es ese: comprar, preferentemente ropa.
Emmett y Edward me están ayudando a acondicionar un claro del bosque. Quiero sorprenderla y se me ocurrió traerla al bosque, a la naturaleza. Entre los tres hemos cortado el césped que cubría el claro y hemos colocado un par de troncos de árboles estratégicamente para que sirvan como bancos.
Cuando terminamos mis hermanos se fueron hacia la casa dejándome solo para esperarla. Ellos dirían a Alice donde encontrarme, aunque seguro que ella ya conocía mi sorpresa.

ALICE’S POV
En mitad de la sesión de compras con Rosalie tuve una visión de Jasper esperándome en nuestro claro favorito del bosque.
Hoy hacía un año que nos conocíamos y él me había preparado una sorpresa.
Dejé a Rosalie en la tienda con todas las compras y salí corriendo a encontrarme con Jasper.
En diez minutos había llegado hasta donde me estaba esperando. Noté que habían cortado el césped, pero este pensamiento enseguida desapareció de mi cabeza al centrar toda mi atención en él.
Estaba divino. Llevaba puesto un vaquero ajustado y una camiseta que marcaba los músculos de su torso. Pero lo que más me gustó fue esa sonrisa con la que me recibía y esos ojos que no se despegaban de los míos.
Me acerqué a él y me lancé suavemente a sus brazos para besarle mientras le acariciaba la espalda. Poco a poco fuimos profundizando el beso y de un movimiento le lancé al suelo y me posicioné sobre él. Pero al intentar quitarle la camiseta me paró y poniéndose en pie me dijo:
- Espera Alice… Vamos a hacer las cosas bien.
Yo ya sabía lo que iba a hacer, pero como sé que le hacía ilusión decírmelo me puse de pie ante él y le miré a los ojos mientras le sonreía para infundirle valor.

JASPER’S POV
Tuve que parar de besarla y ponerme en pie porque si no mis planes se iban a ir al traste. Quería hacerla mía, sí, pero no sólo físicamente si no ante todos, ante toda nuestra nueva familia.
- Alice, amor- dije poniendo una rodilla en tierra y cogiendo su mano derecha con la mía- ¿Querrías hacerme el hombre más feliz de la Tierra casándote conmigo?- Y en ese momento saqué el anillo que esta misma mañana la había comprado.
- Ohh… Jasper… Claro que acepto… -dijo entre sollozos mientras se volvía a lanzar a mis brazos y chocaba fuertemente sus labios contra los míos.
Mientras la besaba la puse el anillo en su dedo y ella paró un segundo para verlo y suspirar de alegría antes de volver a besarme.
Como pude me levanté cargándola y la llevé hasta el centro del claro, donde la dejé suavemente y comencé a quitarla la ropa poco a poco, disfrutando de cada centímetro de su piel que quedaba al descubierto y haciéndola disfrutar con mis caricias. Primero la quité la blusa, botón por botón mientas besaba su suave piel. Tras lanzarla lo más lejos posible fui poco a poco bajando sus pantalones y cuando terminé fui subiendo por sus piernas dibujándolas con mi lengua y mis labios. Al llegar a la altura de sus muslos Alice soltó un ruidoso gemido que me hizo sonreír y me dio a entender lo preparada que estaba para mí. Pero yo quería tomarme las cosas con calma, así que seguí subiendo hasta su mandíbula y comencé a desabrocharla el sostén. Lentamente posé mis manos sobre sus pechos y comencé a masajearlos mientras me deleitaba con el sabor de su cuello. Sus gemidos se iban intensificando y se hicieron aún más audibles cuando posé mis labios en uno de sus pezones succionándolo fuertemente.
Mi excitación, unida con la suya, apenas me dejaba pensar pero decidí concentrarme en seguir dándola el máximo placer posible. Mientras seguía saboreando sus pechos una de mis manos bajo hacia su ropa interior y enterrándose en ella comenzó a acariciarla. La respiración de Alice era cada vez más rápida y sus gemidos más intensos. Cuando noté que estaba a punto de llegar metí uno de mis dedos en ella y comencé a moverlo rítmicamente hasta que Alice estalló en mí. Fue entonces cuando bajé mi boca hasta su sexo y lamí toda su intimidad deleitándome en su sabor y en el sonido de sus nuevos gemidos. Alice estaba exhausta, si eso era posible en nosotros, pero aún así tomó el control de la situación tras tener el segundo orgasmo.

ALICE’S POV
Mientras Jasper lamía mi sexo llegué al clímax por segunda vez en unos pocos minutos. Despejé mi cabeza todo lo que pude para lanzarme sobre él y devolverle todo el placer que me había hecho sentir en este rato, para demostrarle cuanto le amaba y lo mucho que me entusiasmaba convertirme en su esposa.
Me posicioné a horcajadas sobre él y me lancé fieramente a sus labios mientras mis manos recorrían todo lo que podían abarcar de su cuerpo: pelo, pecho, brazos, muslos…
Poco a poco y siguiendo su torturante técnica comencé a desvestirle. Mi instinto y mi pasión me decían que le arrancara toda la ropa de un tirón, pero no quería que tuviera que volver otro día completamente desnudo a casa.
Cuando le tuve completamente desnudo y expuesto ante mí comencé a besarle lentamente. Primero los labios, el cuello, el pecho, uno de sus pezones, la parte alta del estómago, el ombligo… hasta llegar a su miembro, que estaba completamente erecto esperándome. Comencé a recorrerlo con mi lengua mientras notaba como la respiración de Jasper se iba agitando. Pero fue cuando besé su punta cuando soltó un fiero gemido que me descontroló poniendo mi lujuria al máximo.
En ese momento se borraron todas mis intenciones de torturarle y solamente quise sentirlo dentro de mí, así que de un simple movimiento me coloqué encima de él e hice que entrara en mí bruscamente.
Este movimiento le pilló desprevenido y un gran gruñido salió de su interior. Al momento yo estaba de nuevo bajo su cuerpo y él me embestía fuertemente. Con cada embestida yo movía más deprisa mis caderas contra las suyas haciendo que su miembro entrara y saliera de mí rápida y fuertemente, deliciosamente. Tras varios minutos ambos llegamos al orgasmo y fue entonces cuando Jasper ralentizo sus movimientos, pero sin llegar a salir de mí.
Cuando nuestros cuerpos dejaron de temblar y nuestras respiraciones se acompasaron Jasper salió de mi centro y dándonos la vuelta me colocó encima de él.
- Eres maravillosa amor mío… Promete que siempre será así… - me susurró tiernamente en un oído.
- Siempre… Por toda la eternidad…- le contesté sonriendo y volví a sellar sus labios con los míos.

2 comentarios:

  1. ay q bo0niito0 os m enknta !!!
    amo0 a jasper jaja
    nta m enkntha thu os
    espero0 co0no0sert pro0nto0 jiji
    bye tc =P

    ResponderEliminar
  2. °°oOla°°
    wWwaAa!!!
    q lindo esta este OS
    me enkanto!!!
    Jasper es super lindo!!!
    bno xXxaAaoOo!!!
    tc
    :D

    ResponderEliminar