Seguidores

domingo, 20 de junio de 2010

Eco de luz - Cap 15

CAPÍTULO 15: LA FIESTA (JASPER)

Bajamos hasta la cocina de la mano, donde estaba Esme limpiando.
- Esme ¿te importa enseñar a Danielle el pueblo? – “vaya mierda de excusa que has dado” pensé para mí.
Obviamente Esme se me quedó mirando asombrada y yo no sabía que decirla. De pronto y ante mi sorpresa fue Danielle quien habló.
- Quiero ir al supermercado para comprar unas cosas y no me parece justo que Jasper me acompañe. Emmett quiere que se quede y ya ha pasado bastante tiempo lejos.
Vaya… Ni a mí se me habría ocurrido una excusa tan buena, así que la abracé fuertemente para besar su dulce cuello y mientras miraba a Esme con carita de pena la dije al oído:
- Eres genial… No tardes… Bueno, quizás sí deberías tardar… Por lo de la fiesta, digo… - y me alejé riendo hacia el salón, donde estaban los demás esperando.
Todos habían oído la conversación y Emmett se lanzó sobre mí para comenzar una lucha fingida como las de antaño. Tuve que esforzarme para no dejarme llevar por la emoción y romper un par de cosas hasta que Rosalie se lanzó encima de Emmet para pararnos. Esme y Danielle ya se habían ido y los demás estaban comenzando con la decoración, pero nosotros no nos habíamos enterado.
Yo ayudé a Carlisle y a Edward a forrar casi por completo las paredes del salón con fotografías de la familia. Había de todos nosotros, si bien abundaban las de Esme con Carlisle en sus múltiples viajes. Con mala suerte cogí la última fotografía que quedaba. Era una familiar, del primer cumpleaños de Nessie. Allí, en primera plana estábamos Alice y yo, sonriendo y abrazados. La echaba tanto de menos… Una gran tristeza llenó todo mi ser y no me di cuenta de que Edward se había acercado a mí hasta que me tocó el hombro.
- Yo también la echo de menos… Todos lo hacemos… Pero ahora tienes a Danielle y tienes que dejar el pasado atrás… Por ella y por la felicidad de ambos…
Las palabras de Edward me hicieron recapacitar. Tenía razón. Yo había amado a Alice con toda mi alma, pero no podía hacer nada para volver con ella. Así que ahora debía centrarme en el presente, en Danny.
Le agradecí mentalmente a mi hermano su consejo y fui a ayudar a Rosalie y Emmet con los centros de flores que estaban haciendo. Bueno, más bien los hacía Rose y Emmett la molestaba. Pero no teníamos mucho tiempo así que intenté rebajar toda la lujuria que irradiaba su cuerpo con mi don mientras Edward se reía.
Estábamos terminando de colocar los regalos sobre la mesa cuando llegaron Bella, Nessie y Jacob.
- ¿Quién ha invitado al perro?- dijo Rosalie sonriéndole.
- Yo también te quiero- la contestó el aludido.
Hace mucho que Rosalie y Jacob dejaron de odiarse profundamente pero aún les divertía insultarse el uno al otro.
En esas estaban cuando oíamos el coche de Edward aproximarse y nos dirigimos todos hacia el garaje para recibirlas. Yo era el encargado de vendar los ojos a Esme, así que me coloqué el primero.
Al verla bajar del coche no pude evitar el acercarme y besarla, además de decirla:
- Buen trabajo Danny.
Después me acerqué a Esme y la puse la venda en los ojos mientras Carlisle la guiaba hacia el interior de la casa. Cogí de la mano a Danielle y les seguimos hacia el interior de la casa, pero al pasar al lado de Jacob Danny se paró abruptamente. Ante su reacción Edward soltó una sonora carcajada.
- Vaya Jacob… ni Danielle aguanta tu olor… - dijo Edward sin parar de reírse.
Sentí que Danielle era presa de una gran vergüenza, pero Jacob intentó solucionarlo.
- No te preocupes… Tú tampoco hueles nada bien… - la dijo sonriendo.
Joder… Se me había olvidado advertirla de lo de Jacob…
Así que me puse detrás de ella y cogiéndola de la cintura la susurré:
- No te preocupes… Luego te explico…
Y diciendo esto seguimos caminando hacia el salón con los demás. Al llegar noté como cogía aire y se acercaba a Jacob:
- Soy Danielle. Y siento no haber empezado con buen pie…
- Jacob. Y ya te dije antes que no pasa nada… Ya estoy acostumbrado a ello…
En ese momento Carlisle llamó nuestra atención y quitó la venda de los ojos de Esme mientras todos exclamábamos: ¡Sorpresa!.
Esme se emocionó mucho con la sorpresa y comenzó a agradecernos el detalle, pero Edward no la dejó terminar y la llevó consigo hacia el piano donde tocó una serie de canciones preciosas mientras Rosalie le acompañaba cantando en algunas.
Tras el mini-recital de piano Emmett leyó una poesía con la que todos nos reímos. Que ocurrencias tenías este hermano mío…
Al terminar Carlisle decidió que era hora de abrir los regalos.
Primero abrió el de Edward, Bella y Nessie, que la habían comprado un reproductor de CDs, y después el de Emmett y Rosalie, que resultó ser varios conjuntos de ropa. El siguiente fue el nuestro y finalmente el de Carlisle, un bikini con un vale por un viaje a Indonesia.
Cuando hubo abierto todos los paquetes nos fue agradeciendo uno por uno los regalos. Al llegar a Danielle tardó más que con el resto y todos pudimos oír lo que la decía mientras la abrazaba.
- Gracias… Y no sólo por el regalo sino también por haberme devuelto a mi hijo.
Sentí un gran agradecimiento hacia Esme por haberla aceptado tan deprisa y con tanto amor.
Danielle estaba exultante. Seguro que nunca se habría imaginado esta recepción por parte de mi familia, pero yo ya sabía que sería algo así.
Cuando por fin Esme la soltó me abalancé lentamente sobre ella para cogerla por detrás, pero Danielle se revolvió hasta quedar frente a mí y besarme.
Tras esto me cogió de la mano y se fue a inspeccionar las fotografías. Se había parado ante la de toda la familia y miraba a Alice.
- Es del primer cumpleaños de Nessie. – la expliqué intentando controlar mis emociones.
- Ella…- dijo señalando a Alice
- Sí, es Alice... – la contestó y no pude evitar que se me quebrara la voz mientras apoyaba mi mandíbula en su hombro y la rodeaba con mis brazos la cintura.
Ella se volvió para abrazarme y di las gracias al cielo por habérmela enviado. En ese momento Rosalie anunció que tenían que prepararse para el viaje a Nueva York, así que solté a Danielle y la seguí hasta nuestra habitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario