Seguidores

viernes, 9 de diciembre de 2016

Reseña: Diabólica, de S. J. Kincaid


DIABÓLICA

Autora: S. J. Kincaid
Páginas: 430
ISBN: 9788420485546
Formato: rústica con solapas
Editorial: Alfaguara
Precio: 18’95€


Sinopsis: Una diabólica es implacable.
Una diabólica es letal.
Una diabólica tiene un solo fin:
matar para proteger a su dueño.
Némesis es una diabólica: un arma letal con aspecto humano. Ha sido creada para proteger a Sidonia, la hija de un senador galáctico. Aunque se han criado juntas, Némesis sabe que no pueden ser amigas ni iguales: su único propósito es defender a su dueña a vida o muerte.
Cuando el emperador se entera de que el padre de Sidonia está tramando una rebelión, la llama a la corte para tenerla de rehén. Solo hay una manera de protegerla: Némesis debe ir en su lugar y hacerse pasar por ella.
Rodeada de peligros, intrigas y traiciones, Némesis deberá ocultar quién es en realidad# justo cuando empieza a descubrirlo.
En el universo de Némesis todo es posible: el riesgo, la aventura, el peligro... incluso el amor.


Opinión personal: Diabólica ha sido una obra que me ha gustado muchísimo. La portada es preciosa, muy sencilla pero a la vez atrayente, hace que enseguida el lector se fije en ella.
La trama es completamente original y posee abundantes giros que mantienen enganchado al lector desde el principio hasta el final. Y ambos, inicio y fin, son absolutamente adictivos. La historia comienza fuerte, con abundante acción y mucha garra, y aunque pueda parecer que decae en algún momento, en realidad creo que la autora está ofreciendo breves descansos al lector. Porque la trama y el ritmo son trepidantes, con una narración sencilla que consigue que el lector no suelte el libro hasta el mismísimo final. ¡Y qué final! Cuando acabé de leerlo me fui directa a la web de la autora a ver cuándo salía la continuación (ya ves, acaban de publicar esta historia), pero hoy, habiendo reposado la historia, me da un poco de miedo que continué. Porque tengo las expectativas tan altas que no quiero darme un batacazo. Y es que llevo toda la historia en las nubes de lo bien que ha conseguido la autora tejer los diferentes hilos argumentales, lo perfectamente que ha unido todos y cada uno de los movimientos de los personajes. Me quito el sombrero ante una historia profunda y con mucho trasfondo.  
Los personajes están muy bien delineados, con amplias descripciones que van perfilando tanto a la protagonista como a los secundarios. Me ha encantado el mundo que ha creado la autora y por el que se mueven todos los personajes y, por supuesto, me ha encantado como ha conseguido crear una gran variedad de secundarios con gran peso en la historia sin que sobre ni uno solo. Estamos, además, ante varias maneras de ver el mundo, de concebirlo, según cada personaje, y es increíble cómo se han conjugado todos ellos para crear una historia conjunta repleta de recovecos y sorpresas. 
Finalmente, los escenarios están de igual modo estupendamente dibujados. La autora crea un mundo distópico allá en la inmensidad del firmamento, un sueño futurista hecho realidad. Aunque muchas veces más bien parece una pesadilla, pero aún así todo está perfectamente hilado, pudiendo el lector pasear y navegar de mano de los personajes. 


Autora: S.J. Kincaid siempre quiso ser astronauta, pero su falta de habilidades matemáticas la llevaron a interesarse por la ciencia ficción. Su primera novela, Insignia, fue finalista del premio Waterstones. Sus secuelas, Vortex y Catalyst, han recibido reseñas destacadas de Kirkus Reviews y Booklist. Ha vivido en California, Alabama, New Hampshire, Oregón, Chicago, y Escocia, y sigue sin dar signos de querer asentarse en ningún sitio.


Puntuación



3 comentarios:

  1. Hola!!
    Por lo que cuentas tiene muy buena pinta, espero hacerme con él pronto.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me llama bastante :) Seguro que estas navidades cae en mi lista^^
    Gracias y besos =)

    ResponderEliminar
  3. Hola, tiene una portada muy atractiva. Desde que la ví la tengo en mente. Puede ser que me lo lea.

    Un beso.

    ResponderEliminar