Seguidores

miércoles, 24 de junio de 2015

Reseña: Ana y la casa de sus sueños, de L. M. Montgomery


ANA Y LA CASA DE SUS SUEÑOS

Autora: Lucy Maud Montgomery
Traductora: Elena Casares Landauro
Título original: Anne’s house of dreams
Páginas: 288
ISBN: 9788415943327
Formato: rústica con solapas
Editorial: Toromítico
Precio: 15€


Sinopsis: El día más esperado en la vida de Ana ha llegado. Su verdadero amor, Gilbert Blythe, ha terminado sus estudios de medicina y por fin podrán casarse y comenzar una vida juntos. Tras su maravillosa boda, en el jardín de la querida Tejas Verdes, rodeados por familia y amigos, viajarán a Cuatro Vientos, para llegar a una pequeña casita que se convertirá en la Casa de los Sueños de Ana. 
Así comienza el quinto volumen de la historia de Ana Shirley. Otro «recodo en el camino» en el que más aventuras y desventuras y nuevos personajes llegarán a la vida de nuestra protagonista. El Capitán Jim, la señorita Cornelia Bryant o la bellísima y desdichada Leslie Moore, cuya oscura vida comenzará a brillar gracias a Ana, serán algunos de los amigos y vecinos que rodeen a la joven pareja en esta nueva etapa de su vida. 
Aunque la Casa de los Sueños será un lugar mágico, en el que comenzará su matrimonio con Gilbert, tanto tiempo anhelado, también será donde Ana atraviese la prueba más dura hasta ese instante, tras el nacimiento de Joyce, su primera hija. Pero la alegría siempre acaba volviendo cuando la vida se afronta con valentía y honestidad, por lo que el destino le traerá mucho más, nuevas y divertidas historias que cambiarán -para bien- a todos aquellos que rodean a la entrañable Ana.



Opinión personal: Ana y la casa de sus sueños es una obra que me ha encantado. Tanto la portada como la edición son preciosas. La cubierta tiene una imagen muy bonita de Ana el día de su boda, y la edición, al igual que las anteriores obras de la serie, está muy cuidada y lleva en su interior varias ilustraciones. 
La trama de esta nueva entrega está muy bien estructurada, al igual que sus antecesoras, y posee multitud de pequeños detalles que nos hacen entrar de lleno en la historia y caminar por ella de la mano de sus personajes. Me gusta mucho el estilo florido de la autora, con el que crecí y aprendí a amar la lectura hace ya veinte años. El ritmo quizás es un poco lento en algunos puntos, pero es algo que se lleva muy bien debido a la gran personalidad de la protagonista.
Son los personajes el gran punto fuerte de todas las obras de L. M. Montgomery, sin quitar mérito al resto, por supuesto. Ana sigue enamorando al lector, aunque personalmente Gilbert siempre tendrá un lugar preferente en mi corazón (veinte años conociéndole y aún me tiene encandilada). En esta nueva obra conocemos nuevos personajes secundarios que llevan parte del peso de la historia, haciendo de la obra una lectura dinámica y refrescante. 
Por su parte, los escenarios están magníficamente creados. En este título nos trasladamos a Cuatro Vientos, por donde podemos pasear sin problemas gracias a las profusas descripciones de la autora. 
Estoy desenado releer los dos títulos que faltan de la serie en esta nueva edición, sobre todo el último, que siempre ha sido y será mi favorito, la gran joya de la corona de esta maravillosa historia. Espero que la editorial no tarde en publicarlos, y que os animéis a disfrutar de esta bonita obra. 



Autora: Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse. De sus abuelos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación —crecer sola en la casa de dos personas mayores— estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley. Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia. En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela, que había quedado viuda. Se casó con Ewan Macdonald, un ministro presbiteriano, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. La pareja tuvo tres hijos: Chester Cameron, Stuart y Hugh Alexander, quien murió al nacer, en 1914. El resto de su obra la escribió fuera de Prince Edward Island, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció. 


Puntuación


2 comentarios:

  1. A mí también me ha gustado. ¡Qué dulzura tienen todos los personajes!

    ResponderEliminar
  2. Ainssss, Gilbert también tendré siempre un espacio especial en mi corazón!! Enamorada de él desde que lo conocí!!

    ResponderEliminar