Seguidores

miércoles, 21 de enero de 2015

Autores de cerca: Catherine Roberts


Catherine Roberts



Para empezar a conocernos, ¿Quién es Catherine Roberts?
Catherine Roberts es mi “yo” más liberado, gracias al cual me estoy divirtiendo muchísimo, el que se está atreviendo a publicar los relatos y novelas eróticas que tenía guardadas para mí. Soy de Elche; amante de los libros, los animales, el chocolate, el té, el mar.... Casada dos veces con el mismo hombre: una vez en el Sahara por el rito bereber y otra en la isla de Tabarca; y “madre” de dos gatas. El seudónimo inglés es en honor a mis antepasados nobles ingleses, una curiosidad familiar. 
Mi obra es muy variada: poesía, relato, cuento infantil; novela de misterio, aventura y romance (“El guardián de los secretos”, de Versátil ediciones)… y ahora romántica-histórica: “El despertar de Belle”, clasificada en Chile (donde saldrá este año) como narrativa erótica. En ella descubriréis la sórdida, divertida y apasionada vida en un castillo francés del siglo XVIII. 

¿Cuándo empezaste a escribir? ¿Puedes contarnos qué fue y qué te motivó a hacerlo? 
Empecé a escribir poesía a los 7 años, poesías muy tontas sobre vacas y flores, pero que rimaban y todo. El motivo fue descubrir en el campo de mi abuela un libro de “Rimas y leyendas” de Bécquer, me encantó descubrir las rimas y esas historias tristes y oscuras. De adolescente, comencé con los relatos de misterio, románticos y también alguno erótico sobre piratas que ahora tengo colgado en Amazon como “Subastada”, con una lectora vestida de pirata y atada a un palo en la portada. Con 16 y 17 gané pequeños premios de cuento y poesía. Pero hasta que no terminé la universidad, no me lancé con novelas largas. 
Para mí, la literatura es un juego, algo muy divertido, a veces una liberación. 

¿En qué te inspiras a la hora de escribir tus novelas? 
Para mis 2 novelas, “El guardián de los secretos” y “El despertar de Belle”, me inspiré y me documenté en Francia, en el Valle del Loira, donde cursé mi beca Erasmus hace 10 años. Allí descubrí a mujeres y hombres fascinantes, que decidí incluir en mis obras, y cómo los asuntos del corazón pueden llegar a decidir el destino de los estados. 
A veces descubres a personajes como la condesa Sangrienta: Bathory, como Denis Papin (cara del príncipe de “La Bella y la Bestia” de Disney), o como Madame Dupin y piensas…. “Si es que la realidad supera cualquier ficción”. La historia y los viajes son lo que más me inspira. 

¿Tienes algún lugar especial para escribir? ¿Una manía? 
Un escritorio decimonónico, rodeado de plantas. También escribo a veces en la cama. Suelo hacerlo de noche o cuando estoy sola en casa. 

¿Qué estás leyendo? 
Lo último que he leído son los relatos de mis compañeros de la antología “Susurros nocturnos”, una antología gótica donde participo y que solo se vende en papel en EEUU y México. Me han dejado alucinada. Me gusta mucho lo gótico. Ahora estoy con “Vida y confesiones de Oscar Wilde”, ya que también soy una morbosa de las biografías, una edición de 1928. 

¿Cuánto tardas de media en escribir tus obras? 
Puedo escribir relatos en una o dos noches, pero con las novelas tardo bastante. Con “El guardián de los secretos” tardé 2 años y medio, son 400 páginas bastante documentadas y con flashbacks que costaba bastante hilar. También viajé a El Escorial para acabar de completar la documentación y el final de la historia. Con “El despertar de Belle” tardé menos porque ya tenía el escenario y la documentación en la cabeza, y porque es una historia más ligera y amena; aun así, un año, más el tiempo de revisión. 

¿Es difícil decidir el nombre de los personajes de tus obras? 
Sí, es difícil. Así que para decidir el nombre de “Marco de Gaula”, el galán de “El despertar de Belle”, pedí votos a 25 colegas escritoras y algunos lectores. Para decidir el título de la novela también. Tengo claro el argumento y las personalidades, pero me cuesta decidir títulos, sobre todo. 
La protagonista fue más fácil: se llama, en realidad, Caroline-Marie, en honor a una verdadera habitante de Chambord, pero la apodan Belle en honor a La Bella de Disney, ya que en ese castillo y el pueblo cercano (Blois) se inspiró el cuento. 

Para finalizar, ¿tienes algún nuevo proyecto en mente? 
Estamos a punto de sacar una antología romántica: “Broken hearts”, que nació de un taller literario en mi academia y que coordino, pronto podré decir con qué editorial. Somos en total 25 autores, entre alumnos y escritoras publicadas como Connie Jett, Regina Roman, Arlette Geneve, Arlet Hinojosa, Lucía Arca, Laura Morales, Elena Castillo, Olivia Monterrey, Diana Al Azem, Laura López Alfranca… etc. 
Los beneficios irán para la protectora de animales Asoka el grande. 
También llevo a medias otra novela romántica histórica con escenas que me encantan. 

Muchas gracias por tu tiempo. 
Gracias a ti, es un placer hablar contigo. ¡Saludos a los lectores! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario