Seguidores

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Reseña: Ligar es como montar en bici, de Brandy Manhattan


LIGAR ES COMO MONTAR EN BICI

Autora: Brandy Manhattan
Páginas: 384
ISBN: 978-84-9872-974-0
Formato: bolsillo
Editorial: Ediciones B
Precio: 8€


Sinopsis: Lunes de agosto. Siete de la mañana: bronca monumental con mi chico; ocho y cuarto: me despiden; nueve y media: sorprendo al muy desgraciado con otra. ¿Qué haríais vosotras, eh? A lo mejor sois más valientes y hubierais cogido el toro por los cuernos… pero como allí los únicos cuernos me los habían puesto a mí lo que cogí fue mi maleta de Prada. ¿Que por qué me largué a Londres? Porque tengo la doble nacionalidad y un piso compartido.
Pero no esperaba encontrarme a dos compañeras convencidas de que el amor es para locas, débiles o cobardes… ni a un vecino médico que conseguía que mis braguitas se revolucionaran solo con verlo… ni hacerme amiga de Maria, un ejemplo de superación…, ni a su primo, que resultó ser mi actor favorito y que estaba más bueno que comer con los dedos.
Ni descubrir que dejar los problemas en España no significaba superarlos. O que la autoestima no se reinventaba. O que no tenía ni idea de cómo funcionaban los rollos de una noche.
¿Queréis que nos tomemos una copa y os lo cuento con más calma? Id llamando al camarero y pedid una botella de vino: invito yo. Ah, por cierto: me llamo Victoria Adams. No es broma.


Opinión personal: Ligar es como montar en bici ha sido una obra que me ha gustado mucho. La portada es muy bonita y llamativa, de esas que atraen multitud de miradas en las librerías. 
La trama está muy bien estructurada y es muy original, y posee pequeñas dosis de humor y unos cuantos giros que mantienen la atención del lector hasta el final de la obra. El ritmo de lectura es muy ligero, lo que permite que se lea rápidamente y sin darte apenas cuenta.
Los personajes están muy bien estructurados y vemos una buena evolución en todos ellos. Me ha gustado el afán de superación de Victoria, la protagonista, y los tejemanejes que se trae con Ashley (el protagonista masculino). Tengo que destacar la profundidad que dan los secundarios y las subtramas a la historia, manteniendo siempre ese dinamismo que tanto me gusta.
Finalmente, los escenarios están de igual manera bien dibujados, con sencillas y breves descripciones que nos ponen en situación, si bien me hubiera gustado poder pasear por los lugares más famosos de Londres de la mano de los protagonistas (me encantan el British y el Big Ben). 



Autora: Brandy Manhattan ha trabajado como guionista en Broadway, publicitaria en Madison Avenue y personal shopper en el Upper East Side. Pero eso fue antes del resbalón provocado por la capa de hielo que transformó la acera de la Quinta Avenida en una traicionera pista de patinaje, y que dio lugar a un largo periodo de inmovilidad.
¿Por qué no utilizar su talento para inventar historias, se dijo, para ponerse a escribir una novela romántica? Y no solo empezó a escribirla, sino que consiguió terminarla, enviarla a un concurso literario y ganar el primer premio.
Desde entonces, Brandy no para de escribir y de coleccionar tacones de Louboutin, su gran pasión. Eso sí, ahora tiene mucho más cuidado al transitar por las aceras en el invierno neoyorquino.
Brandy Manhattan es también el álter ego de una escritora española que cuenta en su haber con un premio de novela y a la que le encanta ocultarse tras sus creaciones literarias.


Puntuación



No hay comentarios:

Publicar un comentario