Seguidores

viernes, 12 de diciembre de 2014

Reseña: Ana la de Álamos Ventosos, de L. M. Montgomery


ANA LA DE ÁLAMOS VENTOSOS

Autora: Lucy Maud Montgomery
Título original: Anne of Windy Plopars
Traductor: Elena Casares Landauro
Páginas: 352
ISBN: 9788415943242
Formato: rústica con solapas
Editorial: Toromítico
Precio: 15€


Sinopsis: Ana deja atrás el Redmond College para comenzar con un nuevo empleo y un nuevo capítulo de su vida lejos de su amada Tejas Verdes. Mientras Gilbert estudia medicina, ella trabajará como directora de un colegio en Summerside, donde se enfrentará con un nuevo reto, los Pringle, «la Familia Real» de la ciudad, que muy pronto le harán ver que ella no es la persona que esperaban como directora de la escuela. 
Durante su estancia se hospedará en Álamos Ventosos junto con dos ancianas viudas, la tía Kate y Chatty, el ama de llaves Rebecca Dew, y su gato, Dusty Miller. Ana deberá aprender a relacionarse con los excéntricos habitantes del pueblo para ganarse su simpatía y encontrar nuevos amigos. Tras muchas peripecias, entre ellas varias bodas, Ana regresará a Avonlea para preparar su propio casamiento con su amado Gilbert. 
Ana la de Álamos Ventosos, cuarto volumen de la colección de Ana Shirley, continúa, esta vez en una recreación del género epistolar, la narración de las aventuras de Ana, el extraordinario y tierno personaje creado por Lucy Maud Montgomery, en un retrato de juventud tan cálido y apasionado como ingenioso y divertido. Por sus valores sinceros y su búsqueda de la armonía, la obra de L. M. Montgomery ha alcanzado la estatura de un clásico de la literatura juvenil.


Opinión personal: Ana la de Álamos Ventosos es una obra que me ha gustado mucho. Como siempre señalo al principio, esta serie me tiene conquistada con sus portadas, al igual que las del resto de esta nueva colección de Toromítico, porque son muy bonitas y llamativas. 
Esta vez la trama está estructurada en torno a decenas de cartas que envía Ana a Gilbert, todas ellas narradas con una gran maestría y ese tono desenfadado que la autora no pierde ni por un segundo. El ritmo de lectura es bastante ligero, si bien la autora se deja llevar por el entusiasmo de la protagonista y nos hace extensos recorridos por sus pensamientos y sensaciones. 
Los personajes están muy bien delineados, todos ellos a través de los ojos de la protagonista, una madura y profesional Ana que ha evolucionado de manera maravillosa desde el primer libro hasta la última página de esta nueva entrega. 
Por último, los escenarios están perfectamente dibujados. Ana, y la autora con ella, se entretiene en narrarnos con mucho detalle todos y cada uno de los lugares por donde pasa. Y esto es una gran ventaja, pues ayuda a nuestra imaginación a viajar a lugares remotos y tiempos pasados de forma sencilla y entretenida. 



Autora: Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse. De sus abuelos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación —crecer sola en la casa de dos personas mayores— estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley. Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia. En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela, que había quedado viuda. Se casó con Ewan Macdonald, un ministro presbiteriano, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. La pareja tuvo tres hijos: Chester Cameron, Stuart y Hugh Alexander, quien murió al nacer, en 1914. El resto de su obra la escribió fuera de Prince Edward Island, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció. 


Puntuación



3 comentarios:

  1. Hola!
    Ay, si que son preciosas las portadas *-* me gustaría mucho poder leer todos los tomos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa!
    Tengo muchísimas ganas de leer estos libros, a ver si los compro pronto, aunque siempre digo lo mismo...
    Me alegro de que te gustara :D
    Un beso♥

    ResponderEliminar
  3. Hola, tengo muchas ganas de leer esta serie!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar