Seguidores

lunes, 27 de octubre de 2014

Reseña: Emily la de Luna Nueva, de Lucy Maud Montgomery


EMILY LA DE LUNA NUEVA

Autora: Lucy Maud Montgomery
Título original: Emily of New Moon
Traductor: Esther Cruz Santaella
Páginas: 400
ISBN: 9788415943181
Formato: rústica con solapas
Editorial: Toromítico
Precio: 17€


Sinopsis: La temperamental y muy imaginativa Emily no sabía lo que era estar sola hasta que su padre murió. Ahora, unos parientes de su madre la llevarán a vivir con ellos a la granja Luna Nueva. Emily está segura de que no será feliz allí. Habrá de hacer frente a la rígida y severa Tía Elizabeth así como a sus pícaros compañeros de clase manteniendo la cabeza alta y haciendo gala de su aguzado y rápido ingenio. Las cosas comienzan a cambiar cuando hace amigos como Teddy, autor de maravillosos dibujos, o Perry, que ha navegado por todo el mundo con su padre pero jamás ha ido a la escuela; y, sobre todo, Ilse, una chica no muy femenina con un temperamento ardiente. Para su sorpresa, Emily descubrirá que Luna Nueva es un lugar hermoso y fascinante. Su espíritu ferozmente libre tiene mucho que enseñar a cualquiera -niño o adulto- con el suficiente sentido común (e imaginación) para escuchar.



Opinión personal: Emily la de Luna Nueva es una obra que me ha gustado muchísimo. La edición es magnífica, muy similar a la de la serie Ana la de Tejas Verdes, con ilustraciones a color en medio del libro y bocetos tras cada capítulo. La portada es preciosa, recogiendo la esencia de la protagonista. 
La trama está muy estructurada y nos adentra en un mundo juvenil que nos transporta hasta el siglo XIX canadiense. Es una obra muy parecida a la serie Ana la de Tajas verdes pero a la vez muy diferente. Parecida en la narración y el estilo de la autora, con frases largas y capítulos bien compartimentados, y diferente en la historia, aunque tienen similares características (niña huérfana que acaba viviendo con gente mayor, niña claramente diferente al resto que acaba encajando gracias a su desparpajo…). Lo que no me ha acabado de convencer son las abundantes faltas de ortografía que encontramos en las cartas que escribe la propia Emily. Sé que son propias de una niña pequeña y que la autora (traductor) quiere que así sea, pero para un lector joven creo que supone un problema encontrarlas sin explicación alguna, como si fueran erratas del propio libro. 
Los personajes son lo mejor de la obra, brillan con luz y fuerza propias. No sólo la protagonista, Emily, hará las delicias del lector, sino que todos ellos componen una gran madeja que irá tejiendo pequeñas historias que dan gran profundidad a la obra. 
Finalmente, los escenarios están magistralmente creados a través de detalladísimas descripciones. Desde niña Lucy Maud Montgomery fue una de mis escritoras favoritas y cada vez que abro un libro suyo caigo de nuevo a sus pies. 



Autora: Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse. De sus abuelos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación —crecer sola en la casa de dos personas mayores— estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley. Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia. En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela, que había quedado viuda. Se casó con Ewan Macdonald, un ministro presbiteriano, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. La pareja tuvo tres hijos: Chester Cameron, Stuart y Hugh Alexander, quien murió al nacer, en 1914. El resto de su obra la escribió fuera de Prince Edward Island, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció. 


Puntuación



2 comentarios:

  1. Hola!
    No leí Ana de las Tejas Verdes, pero creo que sus ediciones son preciosas, me encantaría poder leer ésos y los de Emily.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustó mucho este libro porque conserva esa sencillez de la autora pero Ana me gustó más por ser más traviesa XD

    Saludos

    ResponderEliminar