Seguidores

sábado, 4 de octubre de 2014

Reseña: Ana, la de la isla, de L. M. Montgomery


ANA, LA DE LA ISLA

Autora: Lucy M. Montgomery
Título original: Anne of the Island
Traductora: Elena Casares
Páginas: 288
ISBN: 9788415943211
Formato: rústica con solapas e ilustraciones a color
Editorial: Toromítico
Precio: 15€


Sinopsis: Nuevas sorpresas aguardan en los recodos del camino a Ana Shirley cuando decide abandonar su puesto como maestra de niños en la escuela de Avonlea. Llenando su maleta de recuerdos y tras decir adiós al lugar donde hasta ahora ha sido más feliz, se encamina al Redmond College -en Kingsport, Nueva Escocia- para completar su educación. Su antigua amiga Priscilla la espera en la gran ciudad.
En esta flamante etapa, Ana, junto a viejos y nuevos compañeros, dejará atrás los días de su infancia y descubrirá la vida en su plenitud; verá publicado su primer relato, e incluso recibirá su primera propuesta de matrimonio. Aunque no todo será agradable: una tragedia imprevista le enseñará una dolorosa lección. Pero las lágrimas se tornarán sonrisas cuando ella y sus amigas se trasladen a una nueva casa y un intratable gato le robe el corazón.
Ana tendrá que dilucidar también los sentimientos que alberga en su interior, ya que el apuesto Gylbert Blythe quiere conquistarla. Deberá decidir si es el príncipe azul que estaba esperando y si, en realidad, está preparada para el amor…


Opinión personal: Ana la de la isla me ha gustado muchísimo. La edición es una preciosidad, con ilustraciones a color y una estupenda maquetación. La pega que he visto ha sido que la Ana de la portada me parece demasiado joven para lo que en realidad es en la obra, pero es tan bonita (la que más me gusta hasta el momento) que es un detalle que la mayoría de las veces paso por alto. 
La trama empieza casi donde termina el libro anterior y evoluciona de manera estupenda mostrándonos una Ana más madura que va creciendo y pasando etapas y momentos a veces felices y a veces tristes, pero siempre de manera realista y sencilla. Este título me ha gustado más que el anterior y estoy deseando poder disfrutar el siguiente. 
Los personajes son el gran punto fuerte de la historia. La autora ahonda en Ana, en sus sentimientos y pensamientos, pero sin dejar de lado a toda una serie de maravillosos secundarios. Me gustan mucho las nuevas apariciones, que dinamizan la trama y la complementan de manera estupenda, y las viejas reapariciones, que llenan la historia de frescura y color. Y Gilbert. Siempre ha sido mi personaje preferido y así será hasta el último libro de la serie: Rilla la de Ingleside, donde es sustituido por su protagonista (libro que deseo releer con toda mi alma).
La autora crea unos estupendos escenarios repletos de detalles a través de amplias descripciones y un estilo propio, no muy rebuscado pero sí único y especial. 



Autora: Lucy Maud Montgomery. Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse. De sus abuelos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación —crecer sola en la casa de dos personas mayores— estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley. Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia. En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela, que había quedado viuda. Se casó con Ewan Macdonald, un ministro presbiteriano, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. La pareja tuvo tres hijos: Chester Cameron, Stuart y Hugh Alexander, quien murió al nacer, en 1914. El resto de su obra la escribió fuera de Prince Edward Island, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció. Es en 1898, al regresar a Cavendish para cuidar de su abuela, cuando comienza a escribir los relatos que darían lugar a su mayor creación: la serie de Ana Shirley (ocho libros que narran su vida, desde la niñez hasta la edad madura). El primero de ellos, Ana, la de Tejas Verdes (Anne of Green Gables), publicado originalmente en 1908, narra la llegada de la inteligente y deslenguada Ana —a la que el propio Mark Twain consideró la niña imaginaria más encantadora que se había creado desde la inmortal Alicia de Carroll— a su hogar adoptivo en Avonlea, un pueblecito (ficticio) situado al norte de la Isla del Príncipe Eduardo. Tejas Verdes, la propiedad de Marilla, su madre adoptiva, será el centro de su universo infantil y el lugar donde, al fin, podrá sentirse parte de una familia.


Puntuación



5 comentarios:

  1. Hola!
    Me encantaría leer los libros de Anna *-* he visto algunas de las ilustraciones y me parecen una preciosidad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Es un libro precioso y con una protagonista entrañable. Me gusta mucho esta saga.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría mucho leer los libros de Ana porque tienen pinta de estar muy bien, y las ilustraciones me encantan.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Hola! Yo solo e leido el primero,pero espero leer los demas ya que le coji mucho cariño a Ana.
    Besitos

    ResponderEliminar