Seguidores

miércoles, 26 de marzo de 2014

Reseña: El primer café de la mañana, de Diego Galdino


EL PRIMER CAFÉ DE LA MAÑANA

Autor: Diego Galdino 
Título original: Il primo café del mattino 
Traductor: Carlos Gumpert Melgosa
Páginas: 304
ISBN: 978-84-670-4088-3
Formato: rústica con solapas
Editorial: Espasa
Precio: 18’90€


Sinopsis: Massimo tiene poco más de treinta años y es el dueño de una pequeña cafetería en el Trastevere, en el corazón de Roma. Cada día, al salir el sol, cruza las calles todavía dormidas de la ciudad y abre su bar. Sus clientes, las nuevas recetas de café que siempre anda probando; esta es su vida y no necesita más, se dice a sí mismo. Sin embargo, el día en que una turista con aire de andar perdida, ojos verdes y pecas en las mejillas entra en su bar, la vida de Massimo se altera para siempre. Pero ¿cómo se acercará a ella? Es esquiva y distante, no hablan la misma lengua y, para colmo de males, ella solo bebe té.
En la ciudad más romántica del mundo, a veces basta un café para enamorarse. Diego Galdino nos pasea por las calles de Roma y nos ofrece una novela de aroma irresistible y sabor intenso que dejará al lector con un sabor de boca inmejorable. Como una buena taza de café.


Opinión personal: El primer café de la mañana es una obra que me ha gustado pero de la que esperaba bastante más. La portada es preciosa, representando una típica plaza romana que nos transporta hasta el corazón de Italia. 
La trama está muy bien estructurada y tiene como gran punto a su favor algo novedoso, al menos para mí: está escrita por un hombre y el protagonista principal es otro hombre, condiciones que normalmente no se suelen dar y que nunca antes había visto juntas. El ritmo es ligero y la verdad es que se lee enseguida. 
Por su parte, los personajes están un poco desdibujados, haciendo que el lector tenga que esforzarse por unir los escasos fragmentos de información que nos aporta el autor. Esto se hace más agudo respecto a ambos protagonistas, cuyas personalidades no nos quedan claras hasta bien pasados los capítulos. 
Los escenarios me han decepcionado bastante ya que aunque están muy bien delineados esperaba encontrar alguna descripción de Roma. Y pongo alguna porque no hay apenas nada de la “Ciudad eterna”, ya que la mayor parte de la acción transcurre en interiores y cuando pasean por Roma el autor lo trata de pasada. 



Autor: Escritor italiano, Diego Galdino ha trabajado como camarero durante varios años, trabajo del que surgió la inspiración para su primera novela, El primer café de la mañana, con la que ha logrado un gran éxito internacional.



Puntuación



1 comentario:

  1. Pueees no tiene mala pinta, la portada es ciertamente preciosa, pero la historia no parece destacar mucho.
    No descarto su lectura en un futuro :)
    Besos!

    ResponderEliminar