Seguidores

jueves, 19 de septiembre de 2013

Reseña: La duquesa del amor, de Sally MacKenzie


LA DUQUESA DEL AMOR

Autora: Sally Mackenzie
Páginas: 200
ISBN: 9788415854128
Formato: rústica con solapas
Editorial: Libros de Seda
Precio: 12’95€


Sinopsis: Era un día muy caluroso y a Venus Collingswood le apetecía darse un baño en el estanque. Pero no quería que se le mojara el vestido. Total, ninguno de los habitantes del pequeño Little Huffington, iba a pasar por ahí. Además, ese era el entorno perfecto donde pergeñar un plan para que su hermana Afrodita, un ratón de biblioteca, conociera y se enamorara del nuevo duque de Greycliffe, que llegaría a tomar posesión de sus tierras dentro de una semana.
Andrew Valentine, duque de Greycliffe, jamás se imaginó que llegar una semana antes de lo previsto a su casa levantara tanto revuelo. El ama de llaves cree que es su primo. En realidad, tener la oportunidad de no ser duque por un tiempo le apetece. Puede servirle para interrogar a la encantadora y pequeña ninfa a la que ha descubierto nadando en su estanque… eso si es capaz de articular una sola palabra.


Opinión personal: La duquesa del amor es una obra que me ha gustado mucho. La portada es muy bonita y sencilla (fiel a la original). Lo que no me ha gustado es que sea tan corto, sobre todo en relación con su precio, ya que se lee enseguida. 
La trama está muy bien planteada y enseguida engancha al lector. Esto se debe en parte a una narración dinámica, con un ritmo alegre y sin apenas pausas.
Por su parte, los personajes están muy bien delineados mediante pequeñas y sencillas descripciones. La historia se centra en ambos protagonistas, pero vamos viendo una serie de secundarios que espero se amplíen en los títulos posteriores. 
Los escenarios están de igual manera muy bien construidos, lo que es difícil debido a la extensión de la obra. Pero la autora dibuja muy bien y de forma rápida los escenarios en los que se realiza la acción. 



Autora: Sally MacKenzie siempre quiso ser escritora. Fue a la universidad y se graduó en inglés. Después de eso, hizo lo que muchos graduados de su misma especialidad suelen hacer: se inscribió en la facultad de derecho. Sin embargo, no podía quitarse de la cabeza su sueño de escribir. A medio camino de su nueva carrera, se dio cuenta de que no le apetecía nada convertirse en abogado. Se dio de baja, volvió a su casa en Washington D.C. y, cuando sus hijos se hicieron mayores, se fueron a la universidad, se casaron y el nido empezó a quedarse vacío, se puso a escribir su primera novela. Copyright de la fotografía Sally MacKenzie. 


Puntuación:  



1 comentario:

  1. Todas las portadas cuentan con algún animalito jugueteando entre las piernas de las damiselas??? XD

    Bss

    ResponderEliminar