Seguidores

sábado, 26 de enero de 2013

Autores de cerca: Pedro Santamaría



Hoy en Autores de cerca: Pedro Santamaría, autor de Okela y El águila y la lambda 



¿Quién es Pedro Santamaría? 
Pues qué decir de ese señor (lo de chico quedó atrás hace tiempo). Imagino que para sus amigos es un tipo simpático. Le gusta la cerveza, la charla, la historia y pasear por el monte. Le gusta hablar durante horas sobre cosas sin importancia y concretar, con la menor cantidad de palabras, las cosas importantes. En cuanto a su obra, dos son las novelas que tiene escritas y publicadas hasta la fecha: “Okela” que pretende ser una Eneida a la cántabra y “El Águila y la Lambda” centrada en un intenso periodo de la primera guerra púnica.


¿Cuándo empezaste a escribir? ¿Puedes contarnos qué fue y qué te motivó a hacerlo?
Cada verano me suelo poner un reto. Fue allá por Mayo de 2009 cuando el reto resultó ser escribir una novela. Mi mujer, que sabe que soy muy burro, me regaló para mi cumpleaños uno de esos portátiles minúsculos para que diese comienzo al reto en cuestión. Siempre había querido escribir; ya se sabe: un árbol, un hijo, un libro, pero nunca me había puesto a ello. Y, curiosamente, siempre me había llamado la atención una cita de Estrabón que pretende dar a los cántabros un origen espartano. Así que, juntándolo todo, un reto, un portátil y esa misteriosa cita del geógrafo griego, dio comienzo el primer capítulo de “Okela” y, sin saberlo, lo que podría convertirse en una carrera literaria.


¿En qué te inspiras a la hora de escribir tus novelas?
Habiendo escrito dos, solo puedo hablar ellas por separado y no sé si hay algo en común a ambas en cuanto a inspiración. “Okela” es, quizá, la novela que siempre quise leer. Gustándome como me gusta la Grecia Clásica y la Cantabria antigua, contar un periplo que uniese a ambas culturas resultaba irresistible. En cuanto a “El Águila y la Lambda” aún no estoy muy seguro de lo que ocurrió. Fue como un acceso de locura, estuve recluido en mi estudio durante doce o catorce horas al día, incapaz de pensar en nada más que en la novela, aporreando el teclado. La acabé en un mes. Así que, aunque hubiese habido una fuente de inspiración, no sé si hubiera sido capaz de reconocerla. Quizá fue el simple hecho de que esos dos personajes, Jantipo y Régulo, y el año tan intenso que debieron vivir, me revolvió algo en las entrañas. Pero, sinceramente, no puedo estar seguro de qué fue lo que me inspiró.


¿Tienes algún lugar especial para escribir? ¿Una manía?
Silencio y, haya o no haya gente en casa, la puerta del estudio cerrada. Eso es lo que necesito generalmente para ver, tocar y oler lo que quiero narrar, la historia que estoy viviendo en ese momento y que quiero convertir a palabras para que otros la vivan. Además de eso fumo. En cuanto al lugar, en casa. Aún así suelo llevar conmigo una libretuca para ir apuntando ideas que, o escribes en el momento, o se habrán ido para siempre.


¿Qué estás leyendo?
Ahora mismo una serie de libros, todos a medias que tomo y dejo y que tienen que ver con el cristianismo: “El discurso verdadero contra los Cristianos” de Celso, “Contra Celso” de Orígenes de Alejandría, “La Imitación de Cristo” de Tomás de Kempis y “Por qué no soy Cristiano” de Bertrand Russell. 


¿Cuánto tardaste en escribir El águila y la lambda? ¿Fue muy duro el trabajo de documentación?
Tardé un mes en escribirla, Agosto de 2011, y la labor de documentación no fue demasiado ardua. Al fin y al cabo, cuando te interesa una época sueles saber dónde buscar si tienes alguna duda y por lo general tienes una idea bastante clara de conceptos básicos como mentalidad, armamento, formaciones, estrategia, personajes etc… Lo más duro, sin duda, fue la labor de corrección, esa bestia a la que todo escritor debe enfrentarse pero que es tan necesaria como la historia misma. Y es que creo que me llevó más horas repasar y repasar que escribir.


¿Es difícil decidir el nombre de los personajes de tus obras?
Para mí no. Ahora, encuentro complicadísimos los nombres egipcios, por ejemplo.


Para finalizar, ¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?
¡Uy, sí! De hecho tengo varios. Ahora mismo estoy explorando la Hispania tardo-antigua y llevo algunas páginas escritas. Ese momento en el que el Imperio Romano se desmorona y los pueblos de Hispania están un poco abandonados a su suerte. Pero también tengo otras ideas, quiero hablar sobre el Siglo XIII y los marineros cántabros, quiero hablar sobre el Siglo XVI, me gustaría escribir sobre la guerra civil. El caso es que con “Okela” pensé que ya había cumplido un reto cuando firmé el contrato editorial, pero ahora esto de juntar letras me parece que se va a acabar convirtiendo en un vicio.

2 comentarios:

  1. Interesante entrevista. No he leido ninguno de sus libros, pero en algun momento me animaré. Hace mucho que no leo novela historica! Besos

    ResponderEliminar
  2. Sólo un mes para escribir la novela!! Le admiro. Yo llevo más de medio año con un proyectillo que tan sólo va por la mitad... ¡no tengo tiempo para nada!
    Buena entrevista ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar