Seguidores

jueves, 30 de septiembre de 2010

Otro concurso!!!




Hola!!!!
Aquí estoy de nuevo para anunciaros otro concurso... esta vez de ámbio internacional!!!
Las bases y los premios (un montón de libros) están en la siguiente dirección: http://milocuraromantica.blogspot.com/2010/09/concurso-150-seguidores-o-300.html
besos!!!!

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Concurso El placer de soñar leyendo....


Hola chicas!!!
Hoy os traigo, para rematar la semana, otro concurso de ámbito español....
también es bastante interesante y aquí os dejo el link para que entreis....
besos!!!!

Cuarto puesto concurso " Aniversario Letras de Lullaby"


Hola!!!!
yo que esta semana no pensaba publicar.... en fin....
pero la ocasión lo merece.....
ayer (o hoy, dependiendo del horario) cumplió un añito un blog muy querido y exitoso: Letras de Lullaby....
por ello organizó un maravilloso concurso de viñetas, en el que quedé empatada en la cuarta posición con "Amor sobre ruedas".....
aquí está mi premio y un día de estos subiré la viñeta, que se convertirá en un fic de inmediato..... se publicará tras el final de Eco de luz o Las vueltas de la vida, todavía no lo sé..... Pero como a ambas historias las faltan muy pocos capis, Amor sobre ruedas ocupará el lugar de una de ellas.....
dar las gracias a Lu y a todas las chicas que me votaron, me comentaron o simplemente me leyeron.... gracias a todas vosotras sigo por aquí.....
y felicitar, como no, a Kassi..... y a todas las demás niñas que participaron....
un beso enorme......


martes, 28 de septiembre de 2010

Concurso La adicción a los libros

Hola chicas!!!!
Como sabeis esta semana no publico mis historias...
pero os traigo un anuncio de un concurso....
es solo para españolas, pero merece la pena....

Esta es la información principal sobre el mismo y en la barra de links teneis su banner:

Hace algunas semanas, Addictive Books, llegaba a los 200 seguidores (ahora 213), pues por ese motivo, aquí os traigo un concurso en el que podéis ganar un ejemplar de Guía de Jessica para ligar con vampiros de Beth Fantaskey (Muchísimas gracias a la editorial versátil por su colaboración y por haber cedido este ejemplar). Sin más, aquí os dejo con las bases del concurso, que son muy sencillas.

Bases
•Es obligatorio ser seguidor del blog.
•Tenéis que contestar a la pregunta que os propongo abajo (también es obligatorio).
•El concurso es solo para residentes de España.
•El concurso comienza el 27 de Septiembre y termina el 27 de Octubre.
•El fallo del concurso se realizará el domingo 31 de Octubre, en la página RANDOM.ORG (haré una especie de vídeo donde se vea el resultado).

¿Qué podéis ganar?
Un ejemplar de Guía de Jessica para ligar con vampiros de Beth Fantaskey.

¿Qué tenéis que hacer?
Ser seguidor del blog, y responder a la siguiente pregunta (es solo por pura curiosidad, pero es obligatoria...) ¿Qué libro me recomendarías y por qué?.


http://addictivebooks.blogspot.com/2010/09/concurso-200-seguidores-guia-de-jessica.html

lunes, 27 de septiembre de 2010

Aviso y premio.....

Hola!!!!!
Escribo esta entrada con dos motivos bien diferentes.....
El primero de ellos es dejar un pequeño aviso, y el segundo publicar un premio recibido.....

¡¡¡¡AVISO!!!!
ESTA SEMANA NO PODRÉ PUBLICAR....
y esto es debido a que hoy empiezo el curso y estoy bastante liada con los nuevos horarios, las clases, la mudanza, los reencuentros...... así que apenas voy a tener tiempo de nada......
Esto me da pena, sobre todo porque el sábado hizo tres meses que abrí el blog y porque superamos las 10.000 visitas!!!!!
Pero no tengo más remedio que alejarme unos días.... tengo que descargarme muchos materiales al portatil y me va a ser imposible hacer nada más....
un beso enorme!!!!!


Aquí está un premio que me ha otrogado Irene.... gracias linda....


Responde las preguntas:

¿Te molesta que la gente se acerque a ti cuando empiezan en este mundo y cuando lo han conseguido se desvinculen y no aparezcan más?
La verdad es que nunca me ha pasado… pero cuando llegue el día supongo que dependerá de la persona y el estado de ánimo que tenga….


¿Por qué creaste tu blog?
Tenía historias escritas y otras empezadas, a parte de un montón de ideas (que sigo teniendo)…. Ya había publicado con Kokoro, pero siempre había querido mi propio blog… cuando tuve tiempo y aprendí a hacerlo lo cree….


¿Qué tipo de blog es (personal, de comunidad, etc.)?
Es personal, y en él subo todas mis historias relacionadas con Twilight….


¿Crees que tu blog es dulce?
Mmm… yo lo calificaría como cursi….. pero en el buen sentido de la palabra, porque en este blog hay mucho amor surcando el aire…. XD


¿Qué olor serías?
Esta sí que no la sé…. Adoraba el olor de mi antiguo gatito tras ducharle…. Jejeje…. Pero no quiero oler a gato…. Así que supongo que a pera o manzana….


¿Alguna vez imaginaste que el blog crecería tanto?
Nunca… son muchas visitas en poco tiempo y solo puedo agradecérselo a todos mis seguidores….

¿Crees que algún día dejes de escribir o decidas cerrar el blog?
Pues no lo sé…. El futuro es incierto… pero por ahora pienso en seguir aquí….

Crea tu propia pregunta: (Importante: cuando te entreguen el premio, pon la pregunta de quien te lo dio justo debajo de las de arriba, las que están en "Responde las preguntas")

¿En qué o quién te inspiras a la hora de escribir?
En nada en concreto y en decenas de cosas en general (canciones, libros, tele, pelis, mi vida, la de otros)…..


Agradece a quien te lo dio y pásaselo a cuantos blogs quieras:
Gracias Irene!!!! Te quiero….

Se lo otorgo a:
- Rohayhu http://rohayhuetereichupekuera.blogspot.com/
- Amor lobuno http://kassicrepuculera.blogspot.com/
- Eclipse de lunas http://eclipsedelunas.blogspot.com/

lunes, 20 de septiembre de 2010

Eco de luz - Cap 28


CAPÍTULO 28: PREPARATIVOS (DANIELLE)

Todo estaba sucediendo demasiado deprisa. Jacob había partido a reunir la manada y en menos de cinco minutos teníamos alrededor de veinte lobos ante la casa. Edward nos indicó que saliéramos al porche delantero y eso hicimos, situándonos en fila ante ellos. Jacob se acercó hasta su esposa aún en forma lobuna, supongo que para hacer uso de la telepatía existente entre los miembros de su manada. A los pocos segundos Edward comenzó a hablar con voz grave.
- Os hemos reunido porque tenemos un tema bastante importante que tratar. Como sabéis gracias a vuestra telepatía quileute Renesmee está embarazada. Muchos de vosotros recordáis el embarazo de Bella y otros lo habéis conocido a través de los pensamientos de vuestros hermanos. Pero ese no es el principal problema ahora, sino su consecuencia. Como bien sabéis los Vulturi intentaron iniciar una guerra al conocer de la existencia de Nessie y es posible que vuelvan a intentarlo ahora. – levantó una mano en dirección a la manada pidiendo silencio, ya que sus gruñidos de disgusto eran audibles – No lo sabemos con certeza, pero es posible, ya que en aquella época quedaron fascinados con vuestra naturaleza y el nuevo nacimiento acarreará una nueva raza en la que sin duda estarán interesados. Desgraciadamente ahora no contamos con la ventaja de prever sus movimientos, por lo que utilizarán el factor sorpresa. Por ello y si estáis de acuerdo deberíamos planear nuestra defensa.
Edward paró de hablar dejándonos sumidos en un silencio sepulcral, que fue roto de nuevo por él al contestar a una pregunta que Sam le había hecho a través de sus pensamientos.
- Por supuesto, podéis deliberar. Esperaremos vuestra respuesta.
Dicho esto nos animó a entrar en la casa, dejando a los lobos afuera. Nos reunimos en el salón, y yo no entendía muy bien qué había que pensarse. Pero antes de poder decir nada Emmett explotó furioso.
- ¿Deliberar? ¿Se puede saber qué coño tienen que pensar? La vida de mi sobrina y su hijo está en juego, y con lobos o sin ellos yo pienso luchar…
En realidad no se dirigía a nadie en concreto, pero miraba a Edward esperando su respuesta, que no tardó en llegar.
- No seas bruto Emmett – le contestó – por supuesto que van a luchar. Solamente quieren ponerse de acuerdo en cómo hacerlo de la mejor manera posible.
- Estoy harto de las conversaciones unilaterales – bufó Emmett, siendo secundado por Bella, Rosalie y Nessie.
Edward les miró sorprendido y se encogió de hombros mientras se dirigía hacia el sofá donde de nuevo descansaba su hija.
- ¿Qué tal estás princesa? – la preguntó mientas la acariciaba la mejilla, demostrando el gran amor que sentía por ella.
- Bien papá, igual que hace cinco minutos – le contestó ella rodando ligeramente los ojos.
Edward se levantó haciéndose el ofendido y de pronto se volvió hacia ella de nuevo.
- No lo sé amor mío. Pero no se puede subestimar a los Vulturi, por lo que estaremos preparados.
Era obvio lo que Nessie le había preguntado, por si de verdad pensaba que vendrían.
- Danielle, Bella, Rose – nos llamó Esme - ¿me ayudáis a preparar algo de comida para los chicos? Por si se encuentran hambrientos.
Las tres asentimos, Rosalie tras rodar los ojos, y nos dirigimos hacia la cocina. Esme siempre preocupándose por los demás. Eso era algo que me encantaba de ella.
Tras pasarnos casi diez minutos haciendo sándwiches de los sabores más variados y batidos de frutas, que a velocidad vampírica llegaban para alimentar a medio Seattle durante un día entero, salimos al salón cargadas de bandejas. A los pocos segundos y como si de un imán se tratara entró Seth trotando hacia la mesa donde habíamos colocado la comida.
- ¡Esme! ¡Qué buena pinta tiene todo!
- Pues mejor sabrá pequeño – le contestó invitándole a empezar.
Seth cogió tres sándwiches y un batido y se acercó a Esme para abrazarla antes de ir a sentarse junto a Nessie.
En ese momento entraron los demás lobos, todos en su forma humana, y se acomodaron por todo el salón: unos en sillas, otros en los sofás y los más en el suelo. Solo quedó en pie Sam.
Esme fue pasando las bandejas con la comida para que se sirvieran y enseguida Sam comenzó a hablar situándose de espaldas a una de las paredes acristaladas de la sala.
- Está claro que lo más probable es que esos chupasangres, con perdón, quieran algo del bebé. Y a mi entender será algo malo. La última vez escapamos por los pelos, pero esta vez vendrán a por todas. Obviamente nosotros lucharemos si llega el caso, ya que está involucrado uno de los nuestros. El bebé es mitad licántropo, hijo de un hermano y su impronta. Por ello plantaremos cara a cualquier peligro que le aceche.
Sam terminó de hablar y enseguida fue reemplazado por Jacob, quien había dejado el lado de su esposa para situarse junto a su hermano alpha.
- Hemos decidido crear una serie de guardias entorno a la casa, cogiendo un perímetro similar al de la última vez. Esta vez seremos cuatro lobos por guardia, divididas en periodos de cuatro horas cada una. A diferencia de vosotros, – dijo dirigiéndose a nosotros – tenemos que mantenernos lo más frescos posibles, por eso las guardias tan cortas. Obviamente agradeceríamos que os unierais a nosotros en esta tarea.
- Por supuesto – contestó Carlisle – Nosotros nos sumaremos a las guardias, pero creo que tenemos que dejar a alguien en la retaguardia.
- Esa es una buena idea – puntualizó Sam – Propongo que se queden un lobo de cada manada, aparte de alguno de los vuestros.
- Dalo por hecho – habló Emmett.
- ¿Cuándo creéis que pueden llegar? – preguntó Sam dirigiéndose esta vez a Carlisle.
- No podemos estar seguros. Las noticias vuelan. Puede que ya lo sepan o puede que no. De lo que podemos estar seguros es que vendrán. Si todavía tuviéramos a Alice… Pero ahora no hay manera de saberlo a ciencia cierta. Así que lo más seguro es mantenernos alerta.
Noté como Jasper se tensaba ante la mención de Alice y yo entrelacé instintivamente su mano con la mía. Noté que me daba un apretón cariñoso antes de adelantarse y hablar.
- Si estáis de acuerdo, y aunque no dudo de vuestras dotes a la hora de luchar, me gustaría enseñaros un par de cosas. Me imagino que podréis recordar sin ningún esfuerzo las lecciones de hace años, pero si llegamos a luchar no os servirán de mucho. La Guardia no es tan inexperta como un ejército de neófitos y deberíamos prepararnos a conciencia. Todos.
La última palabra la dijo mirándome, y pude notar la preocupación en sus ojos. Yo era una pésima luchadora, era algo de sobra conocido por todos.
- Sin duda alguna debemos prepararnos y por supuesto tu ayuda será bien recibida – le contestó Sam.
- Entonces empecemos cuanto antes – sugirió Emmett.
- Un momento – dijo Bella – Hace años les esperamos en el bosque, pero ahora no sabremos cuando llegarán…
Edward se adelantó a su esposa y resolvió la duda que se acababa de plantear.
- Les esperaremos aquí. Hay espacio suficiente entre la casa y los árboles como para maniobrar, y así podemos tener a Renesmee segura dentro con un pequeño destacamento con ella. – terminó mirando a Jasper, quien asintió.
- Las guardias comenzarán esta noche si estamos todos de acuerdo – dijo Jasper, y al ver que todos asentían prosiguió hablando – Por lo que podemos aprovechar lo que queda de día para comenzar con las lecciones.
Sam y Jacob asintieron, al igual que Carlisle y Edward, por lo que nos fuimos dirigiendo todos hacia la parte delantera de la casa. Jasper esperó a que pasara y cogiéndome por la cintura me dio un suave beso en los labios.
- Quiero que pongas todos tus sentidos en el entrenamiento. Tienes que aprender a defenderte, por favor – su voz sonaba suplicante y pude ver el dolor en sus ojos, seguramente recordando la pelea donde perdió a Alice.
- No te preocupes, Jass. Aprenderé – le dije para tranquilizarle antes de besarle de nuevo. Él me apretó un momento contra su cuerpo y enseguida nos dirigimos hacia el exterior e la casa, donde nos estaban esperando.
Me situé junto a Rosalie y Nessie, quien estaba discutiendo con Jacob.
- Calla ya – decía Nessie – Que no voy a participar, solo voy a mirar. Por si acaso…
- Déjala Jake – le gruñó Rose.
Jacob se dio por vencido y se dirigió cabizbajo hacia los árboles para volver a los pocos segundos en su forma lobuna y situarse junto a su esposa de nuevo. Jasper se situó al frente de todos nosotros tras cambiar unas palabras con Carlisle y comenzó a hablar.
- Esta vez el enemigo es mayor y más poderoso, por lo que tendremos que poner nuestros cinco sentidos en la lucha. No podemos tener distracciones ni mostrar nuestros puntos débiles. – mientras hablaba comenzó a pasearse por delante nuestro como si de un verdadero mariscal de campo se tratara – Primero ensayaremos algunos movimientos y luego pasaremos a las estrategias.
En ese momento llamó a Edward y ambos comenzaron a enseñarnos diferentes movimientos de ataque y defensa. Los puntos fuertes de los vampiros son la velocidad y la fuerza, a parte de la ponzoña que es venenosa para los licántropos. Sus puntos débiles: el cuello y los ojos.
Tras unos minutos de maniobras rapidísimas Jasper pidió la ayuda de un lobo para seguir con las demostraciones. Jacob se adelantó y ambos empezaron su simulacro. Era horrible ver como ambos se atacaban, aunque todos sabíamos que no se harían daño.
A una señal de Jasper Jacob paró de atacar. Fue entonces cuando Edward habló.
- Jacob ha tenido una gran idea. Piensa que este ejercicio es provechoso, así que si ambos alphas estáis de acuerdo podemos practicar en parejas mixtas.
Sam asintió y enseguida Jasper y Edward comenzaron a colocarnos. Los lobos nos triplicaban en número, así que tuvimos que hacer turnos. A mí me emparejaron con uno de los lobos más jóvenes de la manada de Jacob, un muchacho que apenas rozaba los quince años. Aún así me costaba esquivarle.
Tras pasar dos horas luchando entre nosotros y al llegar el crepúsculo Edward dio por finalizada la sesión.
- Ya está bien por hoy. Id a descansar – dijo dirigiéndose a los lobos – Sam, Jacob, me gustaría planificar las guardias con vosotros y empezarlas esta misma noche.
Ambos lobos asintieron y se dirigieron hacia el bosque para aparecer segundos después en forma humana. El resto de la manada se había marchado hacia la reserva y nosotros entramos en la casa.
Edward, Carlisle, Jasper, Jacob y Sam pasaron a la biblioteca a tratar sobre las guardias mientras los demás recogíamos el salón y ayudábamos a Nessie a acomodarse, quien estaba cansada tras el duro día.
Desde la cocina pudimos oír cómo se repartían las guardias y cómo decidían seguir con los entrenamientos. También oímos la despedida de Sam y Jacob, que se dirigieron a organizar a los suyos, no sin antes convencer a Nessie de que subiera a descansar. Cuando entramos en el salón Jacob la estaba prometiendo volver cuanto antes para pasar parte de la noche con ella. Nessie se quedó abatida en el sofá y Edward se sentó a su lado para abrazarla.
- Enseguida vuelve mi niña. Es el gran alpha, por lo que tiene que organizar a su manada…
- Lo sé… Pero quiero estar con él… - sollozó Nessie.
Las hormonas llevaban jugándola malas pasadas todo el día y con el cansancio sus emociones estaban a flor de piel.
Jasper me abrazó por detrás intentando calmar la situación y me susurró besando mi cuello.
- Vamos al bosque. Nuestra primera guardia comenzará al amanecer, pero antes quiero enseñarte un par de cosas.
Nos dirigimos juntos hacia nuestro claro y allí Jasper comenzó a explicarme más movimientos y técnicas de defensa y ataque. Yo estaba concentradísima, pero aún así seguía siendo muy lenta. A este paso en vez de ayudar únicamente seré un estorbo.
Jasper debió de notar mi preocupación porque frenó su ataque y cogiéndome entre sus brazos me besó apasionadamente y me dijo sonriendo:
- No te preocupes mi amor. Nadie te hará daño. Yo te enseñaré todo lo que necesitas para patear el trasero a los Vulturi.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Eco de luz - cap 27


CAPÍTULO 27: COMPLICACIONES (JASPER)

Diez días después de irnos a Vancouver volvimos a la casa familiar más enamorados que al principio. Esos días juntos nos habían ayudado a conocernos mejor y habíamos a prendido a amarnos de decenas de formas diferentes. Yo no había dejado atrás el amor por Alice, sólo lo había acompañado, lo había transformado.
Cuando llegamos a casa todos nos saludaron efusivamente, y Emmett comenzó a hacer bromas subidas de tono que hicieron que Danielle se avergonzara y que a mí me entraran ganas de arrancarle la cabeza, pero no lo hice porque al fin y al cabo me esperaba esta reacción y porque en el fondo sabía que no lo hacía con malicia.
De pronto sonó el teléfono de Edward y este sonrió de manera tonta mientras el amor paternal se extendía por su cuerpo, lo que significaba que era Nessie. Nos quedamos todos en silencio para escuchar la conversación y cuál fue nuestra sorpresa al escuchar la asustada voz de Jacob al aparato.
- ¿Edward? ¿Eres tú?
- Si Jacob, ¿qué pasa? ¿Está Nessie bien?
En ese momento todos nos habíamos puesto de pie de la sorpresa. Se escuchaba tremendamente mal.
- No… - gimió llorando – Mátame Edward… Creo que la he embarazado…
Todos contuvimos la respiración cuando le oímos pronunciar la última palabra. El miedo y el nerviosismo se extendieron por cada cuerpo que había en la casa.
- Jacob, tranquilízate – ladró Edward al teléfono – tráela enseguida y sobretodo no la dejes sola ¿me oyes? – al contrario de lo que me hubiera imaginado Edward no destilaba rabia, sólo dolor y compasión. Él ya sabía lo que era herir de esa manera a la razón de su existencia…
- Sí… - se oyó del otro lado
- Papá – gimió Nessie
- Ness, mi niña… ¿Cómo estás?
Esa era Bella, que había arrancado el móvil de las manos de su marido en un además impaciente, un intento de tranquilizarse escuchando a su querida hija.
- Bien mamá… Jacob es un exagerado… Sólo son mareos y nauseas… - Sonaba segura, aunque asustada.
- Bueno nena, pronto estarás en casa con la familia. Coged el primer avión a Estados Unidos por favor…. – suplicó Bella.
- Sí mamá. Y estaros tranquilos, que ya verás como todo va bien.
La comunicación se cortó y Bella cayó sollozando en los brazos de Edward mientras Rosalie salía corriendo de la casa seguida de Emmett y Esme se abrazaba fuertemente a Carlisle. Danielle estaba muy asustada. No había vivido el embarazo anterior, pero sabía lo que se nos podía venir encima ya que se lo habíamos contado un par de veces.
Intenté con todas mis fuerzas calmar el ambiente, si bien era difícil ya que mi propio dolor y nerviosismo se incrementaba con el de los demás.
- Tenemos unas diez horas más o menos para prepararlo todo. – Todos me miraron perplejos, sorprendidos de que pudiera pensar con claridad, pero es que las crisis siempre habían agudizado mi ingenio, era parte de mi don – Quiero decir, tendremos que montar un hospital de campaña o algo así para por si acaso y comprar provisiones para ambos, además de algunas cosas para el bebé. Si el embarazo de Nessie es tan rápido y confuso como el de Bella necesitaremos muchas cosas y rápidamente.
Todos asintieron y enseguida comenzamos con los preparativos. Edward y Carlisle se encargaron de todos los aparatos médicos, mientras Esme y Danielle viajaron a Port Ángeles a buscar las provisiones necesarias y cosas para el bebé como pañales, leche en polvo, chupetes y miles de accesorios más. Me fue difícil dejarla ir, pero sabía que era necesario, que ya estaríamos juntos más tarde. Yo me quedé con Bella para ayudar que estuviera tranquila y juntos adecuamos un dormitorio para Nessie. Bella era la que peor estaba, pues sabía lo que era sufrir un embarazo difícil en carnes propias. El cúmulo de sentimientos que tenía dentro me estaba volviendo loco, pero aún así decidí estar a su lado, por el bien de la familia, por el bien de Nessie, que se tenía que encontrar a una madre serena y preparada. Rosalie y Emmett no habían aparecido, cosa que agradecía. Rose se solía poner bastante difícil a veces, y sin sus sentimientos cerca me era más fácil controlar el ambiente. Ella sabía serenarse sola y eso me hacía un gran favor. Además, estaría de vuelta enseguida, y completamente calmada para ayudar en lo necesario.
Las horas parecieron días esperando a los recién casados. Fui a recogerles al aeropuerto con Carlisle y Edward, mientras los demás nos esperaban en la casa desesperados por ver a Nessie. Bella era la más nerviosa. Creí conveniente que no viniera, pues ello me haría más fácil controlar la situación. Bastante tendría con intentar controlar a Edward en la medida de lo posible si la cosa se ponía difícil.
El avión aterrizó a la hora indicada y los tres nos agolpamos en la zona de desembarque de pasajeros con gran nerviosismo. Cuando les vimos salir, Nessie apoyada en Jacob, nos abalanzamos hacia ellos. Edward abrazó a su hija fuertemente mientras la susurraba palabras tranquilizadoras. Aunque eran más bien para él en vez de para Nessie, cuya entereza me desarmó. O pensaba encontrármela peor, pero solo estaba asustada, como cualquier chica embarazada a su edad.
El que estaba mal era Jacob, la culpa y el dolor le inundaban por completo, aunque intentaba ocultarlo. Así que me dirigí hacia él y dándole una palmada en el hombro le demostré mi apoyo. Él me sonrió y se acercó a Edward, que estaba ayudando a Nessie a montar en el asiento trasero del Mercedes.
- Edward… Lo siento… No te puedes imaginar cómo me siento…
Edward hizo algo que ninguno nos esperábamos. Se volvió hacia Jacob y le abrazó, susurrándole no se qué de una antigua promesa.
Con las cosas algo más calmadas nos dirigimos a toda velocidad hacia Forks, más que nada por los que nos esperaban en casa.
Al llegar todos estaban junto a la casa, y antes de que parara el coche Bella ya se había abalanzado hacia la puerta donde se encontraba su marido, quien rápidamente se bajó del coche para dejar que abrazara a su hija.
- Nessie… Mi Nessie… - sollozaba Bella abrazando fuertemente a su hija - ¿Cómo estás mi niña?
- Bien mamá… No te preocupes – intentó tranquilizarla – Todo va a salir bien.
- Bella – gimió Jacob acercándose – perdóname, por favor… Perdóname…
Y no pudiendo más se desplomó ante ellas llorando como un niño, como alguien que lo ha perdido todo.
- Jacob – dijo Nessie arrodillándose ante él – estamos bien, amor. No va a pasarnos nada.
Pero Jacob seguía llorando con todo el dolor de su corazón. Era el único de todos nosotros que podía desahogarse de esa manera, pero de poder mñas de uno lo estaríamos haciendo.
Entre Edward y Carlisle lograron meter a Jacob en casa, quien seguía implorando el perdón de todo aquel que se le acercara.
- ¡Basta ya, Jacob! – rugió Bella zarandeándole enfadada – todo va a salir bien. ¿Me oyes? ¡BIEN! Deja de lloriquear, compórtate como un hombre y cuida de tu esposa.
Todos nos quedamos sorprendidos, incluso el propio Jacob, quien dejó de llorar de golpe y miró a Bella asustado.
- ¿No me vas a arrancar la cabeza? ¿Un brazo? – dijo un poco más animado intentando bromear.
- Eso se lo dejo a Rosalie – contestó Bella mirando hacia el bosque.
Por allí venían Rose y Emmett, visiblemente calmados. Nada más entrar Rosalie se dirigió a Jacob y propinándole un sonoro bofetón le dijo seriamente:
- Como la pase algo, por pequeño que sea, desearás no haber nacido.
Y dicho esto, tras dejarnos a todos alucinados por su suave tono de voz y la ¿bondad? que desprendían sus ojos, se acercó a Nessie y abrazándola comenzó a decirle frases cariñosas.
- Nessie, pequeña – dijo Carlisle – me gustaría revisarte.
La mitad de la familia subió con ambos a la sala-hospital que habíamos preparado y sólo nos quedamos abajo Emmett, Esme, Danielle y yo. Yo seguía intentando tranquilizar el ambiente y eso me estaba pasando factura. Desde que volvimos del aeropuerto Danielle y yo estábamos abrazados y notaba la preocupación que nacía en ella no sólo por Nessie sino también por mí. Para mostrarme su amor y su apoyo incondicional comenzó a darme pequeños besitos en mi cuello y rostro, y me hizo una proposición que no pude rechazar.
- ¿Qué te parece si cuando se calme esto un poco nos vamos a dar una vuelta y te despejas un poco? – me propuso suavemente.
- Fantástico amor – la contesté juntando levemente nuestros labios – Cuando sepamos algo nos vamos… Lo necesito. Gracias por darte cuenta.
- De nada, cariño. Te amo.
- Yo también te amo.
Y dicho esto nos fundimos en un tierno beso, que rompimos cuando oímos que nuestra familia al completo bajaba las escaleras.
- ¿Y bien? – preguntó Emmett cómicamente - ¿Cómo está mi sobrina preferida y su pequeño retoño?
Pero la cara de los presentes lo decía todo.
- Aunque la membrana que rodea a los bebés no es tan dura como la del embarazo de Bella, es demasiado consistente para una ecografía. Aún así hemos podido atisbar pequeños resquicios por los que veíamos su interior. – comenzó Carlisle mientras Jacob ayudaba a Nessie a acomodarse en un sofá y Bella y Rosalie salían disparadas hacia la cocina – Parece que el bebé está sano, y por el tamaño que se ha podido entrever yo diría que va por las nueve semanas de gestación. De ser así vas más rápido que el embarazo de Bella, hecho comprensible si tenemos que en cuenta la naturaleza de sus padres. Espero saber más cuando conozcamos los resultados de la analítica.
Todos nos habíamos quedado en silencio tras escuchar las palabras de Carlisle y fui quien lo rompió al susurrar a Danielle:
- Vamos
Nos cogimos de la mano y nos dirigimos hacia el bosque dejando al resto de la familia en la casa. En un par de minutos habíamos llegado al claro donde solíamos escaparnos de vez en cuando. Danielle se sentó en la hierba y yo me tumbó en el suelo reposando mi cabeza en su regazo. Danielle se quedó en completo silencio mientras acariciaba suavemente mi pelo. Estaba tranquila, lo que me demostró el esfuerzo que hacía por hacer que me sintiera mejor. Eso me dio espacio para pensar mientras movía mis manos por sus piernas creando cientos de estrellas invisibles que hacían que se estremeciera de vez en cuando.
“Esperemos que el embarazo de Ness no sea tan difícil como el de Bella. Y sobre todo que los Vulturi no vengan a tocar las narices”
De pronto paré en seco sus movimientos.
- Mierda… - susurré.
Me levanté de un salto y cogiendo de la mano a Danielle la arrastré en una frenética carrera hacia la casa. Se asustó, pero no había tiempo que perder.
Cuando llegamos todos estaban esperándonos expectantes en el salón. Llevaba unos segundos gritando mentalmente a Edward que estuvieran todos allí y fue el primer en preguntarme por mi teoría.
- ¿Cómo se te ha ocurrido? ¿De verdad crees que pueden venir?
- No lo sé Edward, pero deberíamos de estar preparados. Sabes mejor que yo de lo que son capaces – le contesté.
- ¿Qué nos estamos perdiendo? – preguntó Emmett contrariado – Porque después de tantos años no me acostumbro a las malditas conversaciones unilaterales.
- Jasper cree que los Vulturi pueden verse interesados en el embarazo de Nessie. Y personalmente creo que tiene razón. Aro tenía idea de intentar esclavizar a los lobos ara unirles a su guardia, y esto será una escusa. Una nueva especie, sin antecedentes…
Mientras hablaba su tono iba bajando hasta convertirse casi en un susurro doloroso. Todos se quedaron horrorizados.
- Les plantaremos cara. No se saldrán con la suya. – protestó Bella acercándose a su hija.
- Sí, ¡lucharemos! – se animó Emmett – nadie tocara un pelo a mi familia.
Rosalie asintió, igual que Esme.
Jacob estaba pálido, casi tanto como nosotros, y fue el siguiente en pronunciarse.
- Iré a avisar a la manada. Tendremos que estar preparados.
Y tras darle un casto beso en los labios a su esposa y un abrazo a Bella salió corriendo rumbo al bosque.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Viñeta Aniversario Lullaby

AMOR SOBRE RUEDAS

Summary: Bella comienza su trabajo como nueva fisioterapeuta del equipo paraolímpico de baloncesto de Forks, cuya estrella es Edward Cullen, multimillonario que tras sufrir un accidente de coche quedó postrado en una silla de ruedas. Bella ayudará al joven en la lenta recuperación de la movilidad de sus piernas.
Rating: todas las edades


Amaneció soleado y Bella Swan dio gracias por ello. Solo llevaba tres días en Forks y ya estaba cansada de su húmedo clima. Ese día era especial para ella, pues comenzaba un importante trabajo como fisioterapeuta del equipo paraolímpico de baloncesto de la pequeña ciudad. Desde que se graduó este era el mejor trabajo que se la había presentado. Tenía un buen sueldo y el formar parte de una plantilla deportiva le abriría muchas puertas en el futuro.
El día anterior había conocido al entrenador, Emmett Cullen, y le había caído bien. Era un tipo enorme y bonachón que se dedicó al baloncesto paraolímpico cuando su hermano perdió la movilidad de las piernas en un accidente de coche. Para él era más un hobby que un verdadero trabajo, pues su familia era de las más ricas del país, y por ello mismo ponía toda su alma en el equipo.
El cometido de Bella era sencillo, puesto que los miembros del equipo apenas necesitaban de sus servicios. Quizás alguna contractura o tirón en los músculos de los brazos, pero nada más. Su principal misión era ayudar a Edward Cullen, estrella del equipo, a recuperar la sensibilidad de las piernas. Los médicos, entre los que se incluía su padre, le habían diagnosticado una parálisis menor que con paciencia y trabajo lograría salvar. Pero para ello necesitaba alguien que se dedicara a su recuperación casi a tiempo completo. Por su casa habían pasado tres o cuatro fisioterapeutas que él había espantado sin piedad. Por eso su hermano decidió contratar al siguiente a través del equipo, para que no pudiera despedirlo a la primera de cambio. Y Bella había sido la elegida.
Emmett había explicado sus obligaciones a Bella la mañana anterior, entre las que se encontraban estar todas las tardes de lunes a viernes disponibles y tres mañanas a la semana para las sesiones con Edward, dos mañanas más para el resto del equipo y asistir a los partidos por si había algún problema. Eso la dejaba libres únicamente los domingos, pero aún así aceptado el trabajo por sus ventajas económicas y profesionales. El entrenador también la había advertido sobre el carácter de su hermano, que se había vuelto insoportable al verse atado a una silla de ruedas.
Feliz se dirigió hacia el pabellón caminando, puesto que no tenía coche. Había pensado en comprarse uno de segunda mano en cuanto que cobrara su primera paga, pero hasta entonces o cogía el coche patrulla de su padre, el sheriff del pueblo, o iba andando. Al llegar entró lentamente, familiarizándose con el lugar, y vio que el equipo estaba entrenando por lo que se sentó en las gradas a contemplarles hasta que acabaran. Había siete jugadores, además de Emmett, y no supo cuál de ellos era su paciente principal.
Pasados un par de minutos uno de los chicos reparó en su presencia y con un silbido y una frase algo grosera atrajo la atención de los demás sobre ella.
- ¿Quién es la mirona? Porque yo la dejaría que me hiciera algo más…
Bella se sonrojó de inmediato mientras los ochos hombres la miraban. Emmett se acercó al chico que había hablado y propinándole un ligero golpe en la cabeza le regañó.
- Cállate Jonshon. Es la nueva fisioterapeuta, así que un poquito de respeto. – Y dirigiéndose hacia la joven prosiguió – Lo siento Bella. Pueden ser un poquito animales. Baja y hago las presentaciones.
Bella descendió hasta la cancha algo intimidada, pero segura de sí misma. No pensaba dejar que la hicieran de menos por la única mujer en ese mundo masculino.
Tras las presentaciones Bella se extrañó que Edward Cullen no estuviera presente y Emmett lo notó.
- Mi hermano vendrá en unos minutos. Si quieres y hasta entonces puedes ir echando un vistazo al vestuario y al gimnasio. Hay una pequeña habitación al fondo para ti donde hemos instalado un par de camillas especiales. He dejado unas cuantas toallas y geles, pero compraremos todo lo que necesites. Haz una lista y mañana mismo lo tendrás aquí. ¿De acuerdo?
Bella asintió y se dirigió hacia el cuarto que la habían asignado. Era bastante amplio y como la había dicho Emmett tenía dos camillas, más un sofá y tres muebles que hacían las veces de armario. Uno de ellos contenía una veintena de toallas y otro diferentes tipos de geles y cremas que la servirían para su trabajo. Echó en falta un perchero donde colgar sus batas, el gel frío con el que terminaba las sesiones y un taburete en el que sentarse para dar los masajes. Lo escribió todo en una hoja de papel que Emmett la había entregado y se dispuso a llevárselo. Pero antes pasó por el gimnasio a ver qué máquinas poseía y cuáles la serían útiles en sus sesiones. Allí había un joven sentado en el banco de pesas, ejercitando los músculos de sus brazos.
Al mirar su esculpido cuerpo se olvidó del resto de las máquinas y tropezó con una de las pesas, haciendo bastante ruido. El joven se volvió y Bella quedó hechizada por sus ojos, del color de las esmeraldas recién pulidas. Bella nunca había visto un hombre tan guapo, parecía salido de una revista de moda y se quedó observándole con la boca abierta. El sonido de su voz la sacó de sus pensamientos haciéndola volver de golpe a la realidad.
- ¿Quién eres tú y qué demonios haces aquí?
........................................................................................................
Hola nenas!!!!
Aquí os dejo la viñeta con la que participo en el concurso-aniversario del blog de Lullaby....
hay viñetas muy buenas, así que no dudeis en pasaros y leerlas.....
un beso!!!!!

martes, 7 de septiembre de 2010

Premio de parte de Bonnie!!!



Muchas gracias por el premio Bonnie..... es magnífico..... y de verdad que no me le esperaba..... y tus palabras geniales....

Besos!!!!