Seguidores

lunes, 15 de noviembre de 2010

imprimado - Cap 03


CAPÍTULO 3: PRIMEROS DÍAS, PRIMERAS IMPRESIONES

- Eres bienvenido siempre y cuando cumplas un par de normas - comenzó Carlisle seriamente pero sin resultar agresivo – La primera de ellas es no matar a ningún humano en lo que estés aquí y la segunda no acercarte a la reserva quileute.
- Pero… - comencé contrariado, pero enseguida me callé al ver las miradas iracundas de la mayoría del aquelarre Cullen.


- No me pueden pedir que deje de alimentarme – le contesté controlando mi cabreo. - ¿y qué es eso de no acercarme a la reserva?
- No queremos asesinos en nuestra familia – me contestó Rosalie con odio.
Estaba a punto de responderla con una grosería cuando Esme la regañó. Esa señora me estaba empezando a caer bien.
- Comprenderás que debemos de mantener las apariencias, además de que es una petición expresa de la manada para tu aceptación. – siguió Carlisle.
- Y lo de la reserva es muy simple – prosiguió Edward ante mis preguntas mentales acerca de ello – Tenemos un trato con los quileutes. Ellos no nos atacan si nosotros nos mantenemos alejados de sus tierras. Obviamente ahora disfrutamos de mayor libertad por Nessie, pero eso no te incluye a ti. Y nos hemos comprometido a mantenerte alejado.
- Pero… Ella… - dije pensando en cómo podría verla si no me dejaban acercarme.
- No te preocupes – dijo Emmett sonriendo – te conseguiremos citas.
Y dicho esto estalló en carcajadas ante la furiosa mirada de su esposa.
- ¿Me conseguiréis citas? – les pregunté sorprendido. ¿Estaban a favor de que la viera?
- Conocemos tu problema – me contestó Carlisle – Estáis imprimados, y si nos empeñamos en manteneros alejados ambos sufriréis. Obviamente a la manada le da un poco igual lo que te suceda, pero no quiere perder a alguien de los suyos. Sería como ordenarla que se auto inmolara.
Yo estaba alucinando, ¿pero de qué demonios hablaba este hombre? ¿Tantos años sin sangre humana le había reblandecido el cerebro?
- Será mejor que te lo explique Jacob, al fin y al cabo él es el alpha de Alex.
Me di cuenta de que Renesmee y Jacob habían entrado de nuevo en la sala y que ella estaba comiendo una manzana a regañadientes. Jacob se acomodó en el sofá y la pequeña se sentó en su regazo.
- Bien. Sólo lo voy a explicar una vez, así que estate atento – me dijo serio – La imprimación es parte de nuestra naturaleza. Cada lobo y loba tenemos un alma gemela predestinada, algo así como la otra mitad que nos complementa. Cuando la encontramos nada nos puede separar, los lazos que nos unen son tan poderosos que pueden llevarnos a la locura. Es como si la Tierra dejara de girar alrededor del Sol para girar alrededor de ella, como si ya nada te uniera a este mundo excepto tu imprimación.
Se calló y miró con amor a la pequeña Renesmee y yo casi me caigo de espaldas por su revelación.
- Imprimación… O sea, no amor…
Jacob se carcajeó y me corrigió.
- La imprimación potencia el amor, es una droga aún más fuerte que dicho sentimiento humano. El amor puede acabarse, desleírse con el tiempo, la imprimación no. Ni con el objeto de tu deseo muerto se alejara de ti.
“Imprimación” pensé intentando entender todo su significado. Yo estaba imprimado. Lo que significaba que nunca nadie me podría separarme de ella. La felicidad me llenó un momento, lo que tardé en acordarme de los Vulturi.
- Pero… Yo soy un vampiro
- La verdad es que todos estamos bastante asombrados. Cuando vi en su mente lo que había pasado casi me muero del susto allí mismo, en el claro. Y no te digo nada cuando se enteró Sam, todavía está maldiciéndote. Pero bueno, ha pasado y si sigues las dos normas de Carlisle todo estará bien.
- ¿Viste su mente? – pregunté. Parecía tonto pero apenas entendía nada.
- Yo te digo – me dijo la pequeña, que ahora estaba en brazos de su madre. – Mi Jake es el alpha y él, como mi papá, sabe lo que todos sus amiguitos lobos piensan, ¿a qué sí mami?
Bella asintió y Emmett soltó una carcajada seguida de un “ qué lista es la pulguita”
- Exacto Ness – corroboró Jacob – No entraré en detalles, pero puedo “leer” la mente de mis hermanos. Y sé que ella está imprimada, y… no me opongo. – mi corazón saltó ante esas palabras, pero enseguida volvió a su sitio con las siguientes – Pero Sam sí lo hace. Él es el otro macho alpha y ve lo vuestro como una aberración.
¿Aberración? Le iba a decir yo dos palabras a ese Sam.
- Siempre y cuando todo vaya según lo acordado intentaremos convencer a Sam – dijo Carlisle – y por supuesto podrás ver a Alejandra siempre que ella quiera.
- Pero ahora – le cortó Alice – vamos a dejarle descansar. Ha sido un día muy duro y estará agotado.
Vi como Rosalie rodaba los ojos pero Alice tenía razón. Tanta información me había dejado traspuesto y me gustaría poder pensar un rato sólo.
- Nessie y yo te mostraremos tu cuarto – prosiguió Alice emocionada cogiendo a su sobrina en brazos.
- ¡Sí! – dijo la pequeña
Yo las seguí rumbo a las escaleras y nos dispusimos a subirlas los tres solos. Jasper hizo ademán de seguirnos, pero fue frenado por una mirada de su esposa.
- Tu habitación está en el tercer piso – me comentó Alice por el camino – La he decorado yo. Espero que te guste.
- Gracias Alice – la dije sinceramente – pero no tenías que haberte molestado, ya sabes que no es necesario para nosotros.
- Todos necesitamos nuestro propio espacio, además querrás ducharte de vez en cuando y tener un sitio donde cambiarte, ¿no?
Yo asentí y justo cuando llegamos ante la puerta del que sería mi dormitorio Renesmee se me acercó aún en los brazos de Alice.
- La de enfrente es la de mi papá, mi mamá y mía. A veces nos quedamos. Por si quieres jugar – y dicho esto posó sus labios contra mi mejilla dejando allí un corto beso.
- Gracias pequeña. Algún día jugaremos – la prometí guiñándola el ojo.
Su besito había ablandado aún más mi corazón hasta hace días inerte. Esa niña se había ganado todo mi cariño en pocos minutos y no permitiría que nadie la dañara.
- Dime Nessie – me dijo cuando se iban escaleras abajo.
- Adiós Nessie – me despedí y me metí en mi dormitorio.
Me tumbé en la cama y me dispuse a organizar mis pensamientos. Estaba bastante confuso. Primero la aceptación de casi la mitad del aquelarre, incluyendo a aquella maravillosa niña. Nessie era alguien especial, se veía a la legua. No entiendo cómo pretendimos dañarla.
Y para rematarlo la presencia de Jacob, el perro. Se notaba que amaba a la pequeña, al igual que todos los demás pero a la vez de diferente manera, más intensamente. Eso y la explicación de la imprimación me había dejado trastocado. Se podría pensar que él estaba imprimado de Ness por como la hablaba, miraba y tocaba. Pero era algo enfermizo.
“No más enfermizo que lo tuyo”, me dijo mi conciencia. Y es que Alejandra y yo pertenecíamos a dos razas completamente distintas. Incompatibles y enemigas. Bueno, Jacob y la niña también.
Lo que no entendía muy bien es la serenidad con la que Edward llevaba eso. Se supone que es su bebé, que no tienen más que meses. Y ya hay un tipo detrás de ella, ganándose su corazón. Nunca seré padre, pero de serlo controlaría muy bien a los pretendientes de mis pequeñas.
Así pasé toda la noche, debatiéndome con las novedades que me habían anunciado. Y finalmente me decidí: sería vegetariano e incluso me dejaría arrancar un brazo si con ello podría volver a verla.
A la mañana siguiente me duché y bajé hacia el salón para ver si me acompañaba alguien a mi primera cacería vegetariana. El sólo nombre hacía que se me pusieran pos pelos de punta, pero tenía que hacerlo. Por Alejandra.
Qué bien sonaba su nombre. Era tan bello como sus ojos…
- Sabía que lo harías – me gritó Alice en cuanto entré al salón
Allí estaba toda la familia reunida, mirándome expectantes.
- Sí – la contesté devolviéndoles la mirada – y me gustaría que alguno me acompañarais hoy a cazar. Por si me desvío…
- No te preocupes – dijo Carlisle acercándose a mí – iremos todos
- ¿Todos? – pregunté confundido. Allí estaba Nessie y no quería hacerla daño…
- Renesmee se quedará con Jacob – apresuró a contestarme Edward – Pero el resto iremos. Es más seguro…
Yo asentí y antes de poder preguntar cuándo saldríamos Alice se me adelantó.
- Podemos irnos ahora mismo – dijo emocionada tirando de su esposo, que todavía me miraba con desconfianza - así estaremos de vuelta a la tarde y podremos ir de compras. Porque déjame decirte – siguió mirándome – necesitas un fondo de armario nuevo, sobre todo después de ver que solo traías una maleta diminuta.
Me quedé paralizado. ¿Ropa? ¿Para qué quería yo ropa? Bueno, bien pensado sólo tenía pantalones, camisas y jerséis oscuros, y si quería impresionar un poco a Alejandra debería ponerme algo menos tétrico.
Corrí detrás de los Cullen unos cientos de kilómetros, bueno, en realidad detrás de los Cullen excepto Jasper, que parecía que no se iba a fiar de mí en la vida. Y aunque no le sobraban razones me estaba empezando a hartar de su comportamiento.
El aquelarre entero fue disminuyendo la marcha y entonces lo pude oler. Había una pareja de osos pardos adultos con un osezno, y por los gruñidos parecía que estaban peleando. Sin pensármelo dos veces me lancé hacia ellos y saltando ágilmente me colgué el cuello del macho, el ejemplar más grande y que más me atraía. Succioné ávidamente su sangre, pues ya estaba algo sediento. Y aunque al pasar por mi garganta calmaba parte de mis ganas de beber sangre humana no era lo mismo. Dejé el animal inerte en el suelo y lo miré fijamente. Me había bebido un oso enorme, con más sangre que cuatro humanos juntos, y mi sed no se había calmado, no del todo. Notaba unas pequeñas molestias que bien sabía yo que con un recién nacido pasarían por completo. Pero no podía hacerlo, no podía ir a buscar un humano. Alejandra merecía esto y mucho más. Sólo el verla de nuevo valdría la pena. Y si para ello tenía que alimentarme de chinches lo haría, o al menos lo intentaría…

.........................................................................................................

Bueno, bueno... ya vamos avanzando.... disculpen estos capis introductorios, pero obviamente no va a poder ver a Alex con tanta facilidad, ¿no?

Al fin y al cabo es un Vulturi....

besos!!!!

3 comentarios:

  1. Lauuu!!!!!!!!!!
    Hermosooo hermosoo capitulo, maravilloso.... fantastico... puede swer introductorio pero es maravillosoooo.... si que si me fascinaaaaa... me dejas con ansias para continuar y esparar ansios a esta historia.... maravillooooosooooooo simplemente maravilloso

    ResponderEliminar
  2. que lo siento ni lo siento, capis introductorios, ni leches, cariño, tu mente siempre ofrece lo mejor que tus lectores podriamos tener, asi que no te idsculpes, que te quedo perfecto, como el se debate entre lo que desea y lo que esta bien si quiere verla de nuevo, jajaja, y aunque estoy ansiosa por ver su primer encuentro, esperare con toda la paciencia de la que carezco, ajjaajajj
    besos y que Jasper le vigile , por si acaso eh jajajajajajajajaj

    ResponderEliminar
  3. bien bien, finalmt es un vulturi no? tienes q hacerlo sufrir un poquito :)
    ya quiero ver la cara de Jane cuando se entere jejej

    ResponderEliminar